7 abril, 2014

Maridaje entre arte, archivos y vida en el patrimonio de Diputación de Valencia

pinazo

Es un maridaje entre documentos, arte y vida. Es una muestra doble del patrimonio que ha amasado una institución a lo largo de 200 años de existencia. Es una puesta en valor, según expresión tan al uso, de los fondos pictóricos y documentales de la Diputación de Valencia. La doble exposición Patrimonio artístico y documental de la Diputación de Valencia reúne obras de Vicente López, Joaquín Sorolla, Ignacio Pinazo, Amadeo Roca, Equipo Crónica, Jordi Teixidor o Equipo Realidad

La institución saca por primera vez a la luz de manera conjunta su patrimonio a través de una selección de 269 piezas, muchas de ellas nunca vistas, en el Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (Muvim).

Bajo el título Patrimonio artístico: dibujo y pintura, las salas Alfons Roig y Parpalló del museo acogen un recorrido por la colección pictórica de la corporación provincial, que custodia 122 obras notables -de las más de 2.000 que posee la institución- que aportan una panorámica de los siglos XIX y XX.

La muestra se abre con un recordatorio a las Becas Alfons Roig de la Diputación que, desde 1863, han articulado la labor de mecenazgo y patrocinio de la institución. Surgió entonces, en la segunda mitad del XIX, el germen de la actual colección de arte gracias a jóvenes que, posteriormente, se consolidaron como auténticos maestros del género, como los casos de Pinazo o Sorolla.

También las vanguardias históricas tienen presencia en los fondos mediante artistas que “asumieron la modernidad y la trasvasaron al lienzo” desde diversas ópticas, ya fuera la denuncia social, el realismo o la experimentación plástica. En la lista de autores figuran Carmen Calvo, Equipo Realidad, Equipo Crónica, Hernández Mompó, Iturralde, Armengol y Cardells, entre otros.

La exposición fue presentada por las diputadas de Cultura y Administración General, María Jesús Puchalt y Carlota Navarro, respectivamente; y los comisarios de ambas exposiciones, Vicente Colom, de la parte de artes plásticas, y Francisco Sanchis, de la documental.

Colom explicó que, a la hora de realizar la selección, ha primado un enfoque contemporáneo con el que, además, ha reivindicado la importancia del papel en el mundo del arte. Colom reconoció su “asombro” al comprobar la cantidad y calidad de piezas que estaban almacenadas -algunas de ellas también colgadas en despachos- y afirmó que “se podría hacer un museo sólo con la magnífica pintura que custodia la Diputación de Valencia, no sólo de estos dos siglos, sino que también dispone de obra anterior también valiosísima”.

Francisco Sanchis, encargado de la exposición sobre patrimonio documental junto a María José Gil, señaló que la muestra se centra en “archivos que son obras de arte en sí mismas –como el Libro de Honor con ilustraciones de importantes artistas– y en documentos que hablan del arte”.

El objetivo, ha dicho, es ofrecer al público “un maridaje entre documentos, arte y vida de nuestros antepasados” a través de los fondos de la Diputación de Valencia, que, aparte de la documentación correspondiente a sus dos siglos de existencia, ha incorporado fondos de otras instituciones, incluyendo así escritos desde el siglo XIII.

Todos estos documentos se custodian en su Archivo General y Fotográfico que dispone de 3.000 metros lineales de estanterías que contienen más de 40.000 cajas y 20.000 volúmenes a los que se suman varios miles de carteles, mapas y planos y fotografía.

La diputada María Jesús Puchalt aseguró que no se trata de “una exposición de crisis”, ya que su pretensión no es ahorrar o salvar una temporada por falta de dotación presupuestaria”, sino poner en valor un valioso patrimonio que no se había mostrado antes y hacer accesible a “sus verdaderos propietarios, que son los ciudadanos”.

“El patrimonio artístico de la Diputación es quizá una gran desconocido y es responsabilidad de la administración y de quienes ejercemos como políticos mantenerlo y ponerlo en valor así como mostrarlo a toda la sociedad”, apuntó la delegada del área de Cultura.

Carlota Navarro aseveró que “hubo un Siglo de Oro valenciano y lo que la Diputación está intentando es hacer ver que hay otro”. Asimismo, la diputada de Administración General recalcó que la institución está catalogando todos sus fondos con el fin de que esta muestra sea “la primera de una serie”.

Por Ferrnán Bono en El País.