18 junio, 2014

Lo mejor de José de Madrazo, al descubierto en la Fundación Botín

exposicion-madrazo-3--644x362

La exposición está formada por 62 dibujos, la mayoría inéditos y que no se han expuesto al público; 4 grabados y 4 óleos de este importante artista del XIX

La Fundación Botín cuenta desde el jueves con una exposición que es la «punta del iceberg» de un proyecto que va a dar muchas claves sobre José de Madrazo (1781-1859). Tras el descubrimiento, en 2006, de 400 dibujos en manos de sus descendientes la exposición «redimensiona toda la perspectiva del artista», resaltan los investigadores José Luis Díez y Carlos G. Navarro.

De este hallazgo, los investigadores destacan la «sorpresa absoluta» que ha supuesto conocer el interés del artista por el paisaje, así como el descubrimiento de una iconografía relacionada con la familia de Godoy, en referencia al retrato alegórico que hiciera de la Condesa de Castillo Fiel, Josefa Tudó, como Diana, junto a los dos hijos que tuvo de Manuel Godoy. Tanto el óleo como el dibujo preparatorio se muestran en Santander.

El hallazgo de más de 400 dibujos en 2006 fue incorporado al Museo del Prado

La exposición está formada por 62 dibujos, la mayoría inéditos y que no se han expuesto al público; 4 grabados y 4 óleos, además de un busto de Ponciano Ponzano que representa al artista y que sirve de introducción. La trayectoria artística de José de Madrazo ya fue objeto de atención por la Fundación Botín en 1998. Entonces, el corpus de dibujos conocidos del artista se limitaba a una veintena. El hallazgo de más de cuatrocientos dibujos en 2006, que se incorporó a las colecciones del Museo del Prado, supuso una absoluta revelación para la Historia del Arte español de este periodo y la ocasión para evaluar la verdadera dimensión artística e intelectual de José de Madrazo.

El pintor montañés José de Madrazo y Agudo (1781-1859) es considerado como el gran maestro del Neoclasicismo español. Fue uno de los artistas más relevantes de su generación y el patriarca de una larga familia de artistas que protagonizó decisivamente el panorama cultural español durante varias generaciones del siglo XIX. Para la exposición de Santander se ha hecho una selección con un criterio de excelencia, restaurando y enmarcando las obras que lo requerían. El Museo del Prado, con 58 obras en préstamo, es el máximo colaborador, que se completa con la participación de particulares, el Museo Nacional del Romanticismo de Madrid, el Palais de Beaux Arts de Lille (Francia), el Kupferstich-Kabinett, Staatliche Kunstsammlungen de Dresde (Alemania) y The Hispanic Society de Nueva York.

Por ABC