11 noviembre, 2010

Lichtenstein “golea” a Warhol en Nueva York

OHHHLa obra del conocido artista estadounidense “Ohhh Alright” se vendió por 38 millones de dólares en una subasta de arte contemporáneo y de posguerra organizada por la firma Christie’s.

La obra “Ohhh Alright”, del pintor norteamericano Roy Lichtenstein, con la que la casa de subastas esperaba superar los 40 millones de dólares, muestra una de las mujeres icónicas del artista, hecha a imagen de los personajes cómic, realizada según los parámetros de sus conocidos “Benday Tods”, estampas realizadas con técnicas de impresión comercial.

Aunque el padre del Pop Art, Andy Warhol (1928-1987), monopolizó la jornada con dieciséis piezas diferentes en las que están presentes sus temas recurrentes como objetos comerciales o personajes populares, fue Lichtenstein el protagonista de la subasta.

Enel caso de Warhol, no podía faltar uno de los símbolos del icono de Pop Art, la famosa lata de sopa Campbell, que en esta ocasión consiguió un precio millonario gracias a la espectacular obra “Big Campbell’s Soup Can with Can Opener (Vegetable)” (1962).

La obra partía como una de las más caras de la jornada, con un precio estimado de entre 30 y 50 millones de dólares, pero no consiguió superar las expectativas de la firma y se quedó finalmente en 21,2 millones de dólares.

El artista de Pittsburg creía que el arte se podía mezclar con cualquier aspecto de la vida diaria, desde las marcas comerciales como Campbell o Brillo hasta figuras célebres, como la primera dama de EEUU Jacqueline Kennedy o la actriz Marilyn Monroe.

Las dos estuvieron presentes en la exposición con sendos retratos y, en esta ocasión, Marilyn Monroe sacó ventaja a la que fuera primera dama de EEUU, ya que su retrato fue vendido por 3,9 millones de dólares frente a los 1,4 millones obtenidos por el lienzo “Jackie” (1964).

Además de esas dos pinturas, Christie’s también adjudicó “Campbell’s Soup Can (Tomato)” (1962) por 8 millones de dólares y “Dollar Sign”, que finalmente fue vendido por 4,5 millones, superando los entre 2,5 millones y 3,5 millones en los que la firma había valorado la obra.