5 febrero, 2015

Las dos posibles supervivientes en bronce de Miguel Ángel

estatuas-miguelangel

Dos estatuas de bronce cuya autoría era objeto de conjeturas hasta ahora podrían ser obra de Miguel Ángel, según ha anunciado hoy un equipo internacional dirigido por la universidad de Cambridge y el Fitzwilliam Museum, donde serán expuestos los bronces a partir de este martes.

Las esculturas de un metro de altura representan un joven y un hombre mayor desnudos a lomos de panteras. Si se confirma su atribución a Miguel Ángel, se trataría de los únicos bronces del célebre artista del Renacimiento, autor de los frescos de la Capilla Sixtina, que han llegado hasta nuestros días.

Estas obras habían sido atribuidas a Miguel Ángel por primera vez en el siglo XIX, pero en los 120 años siguientes esta paternidad había sido cuestionada por la ausencia de firma y de pruebas. Pero en otoño de 2014, Paul Joannides, profesor emérito de historia del Arte en la Universidad de Cambridge, descubrió un dibujo de uno de los aprendices de Miguel Ángel, copia de un boceto del autor de los frescos de la Capilla Sixtina, que representaba a un joven musculoso cabalgando sobre una pantera, lo que sugería que este último estaba trabajando en este tema inusual para una escultura.

Estos «bronces son obras de arte excepcionalmente poderosas y cautivadoras que merecen un estudio en profundidad, esperamos que el público venga, las examine y tome parte en el debate», declaró Victoria Avery, conservadora del departamento de Artes aplicadas del Fitzwilliam Museum.

Estudios de los dos bronces han mostrado que por su estilo y por la anatomía de los sujetos podrían haber sido realizadas por Miguel Ángel entre los años del 1500 al 1510. Y los dos bronces fueron realizados durante este periodo, según análisis científicos.

Las dos estatuas serán expuestas en el Fitzwilliam Museum en Cambridge a partir del martes hasta agosto. Las investigaciones siguen y las conclusiones finales de los expertos serán anunciadas en julio.

Se sabe que Miguel Ángel realizó numerosas estatuas en bronce, pero se cree que todas se perdieron. Realizó una versión reducida de su célebre estatua en mármol del David, pero desapareció durante la Revolución francesa. Una estatua en bronce del Papa Julio II fue fundida para convertirla en piezas de artillería apenas tres años después de que fuera terminada.

Pora AFP en ABC.