11 enero, 2011

La UE quiere digitalizar el patrimonio europeo de museos e instituciones culturales públicas (El Periódico)

El proceso para hacer el material accesible a todo el mundo costaría 100.000 millones de euros.

Europa quiere evitar quedar sometida al dominio norteamericano a través de Google.

La Unión Europea (UE) quiere impulsar un «nuevo Renacimiento» gracias a la digitalización de todo el patrimonio cultural europeo recopilado en museos, archivos, bibliotecas e instituciones culturales públicas a lo largo de los próximos años, han destacado la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, y la comisaria de Educación y Cultura, Androulla Vassilou.

La digitalización de todo este patrimonio cultural y su colocación en internet para que sea accesible a todo el mundo tendría un coste de unos 100.000 millones de euros, según el informe del comité de sabios presentado por la Comisión Europea.

Esta digitalización permitirá preservar de cada al futuro el patrimonio cultural europeo y evitará que Europa quede sometida en el futuro al dominio digital norteamericano en el ámbito cultural a través de Google.

La digitalización del patrimonio es un “inmenso filón económico”, que impulsará el desarrollo de nuevas actividades económicas y tecnológicas en la UE, con enormes oportunidades de crear empleo, según los expertos.

Europeana, la biblioteca digital europea
El informe, cuyas recomendaciones piensa seguir el Ejecutivo comunitario, propone que Europeana, la biblioteca digital europea (www.europeana.eu), se convierta en referencia principal del patrimonio cultural europeo en línea. Todas las obras maestras de dominio público deberían estar digitalizadas y accesibles en internet a través de Europeana de aquí al 2016, según las propuestas del comité de sabios. Las obras sujetas a derechos de autor que hayan dejado de distribuirse comercialmente también deberían colocarse en internet, mediante un acuerdo de las instituciones culturales con los titulares de esos derechos.

La UE, según el informe, debe además adoptar una normativa armonizada sobre las obras huérfanas (aquellas cuyos titulares de derechos no pueden identificarse) para facilitar también su digitalización. El proceso de digitalización del patrimonio cultura requerirá una estrecha cooperación entre el sector público y el privado y un incremento sustancial de los fondos públicos dedicados a esta finalidad, destacaron el comité de sabios y la Comisión Europea.

La biblioteca digital Europeana, abierta al público a finales del 2008 y que ha sufrido diferentes colapsos informáticos, da acceso a más de 15 millones de libros, mapas, fotografías, imágenes de cine, pinturas y extractos de música. La mayoría de los materiales digitalizados está constituido por obras antiguas de dominio público para evitar posibles litigios y sólo representa una fracción de las obras depositadas en las instituciones culturales europeas.

logo_el_periodico