22 noviembre, 2017

La tecnología impulsa una nueva ‘revolución cultural’

La innovación tecnológica, una nueva vía para disfrutar de museos y exposicionesCFSamsung01_04-1024x768

Las nuevas tecnologías han modificado nuestra manera de percibir, entender y relacionarnos con el mundo, y el arte y la cultura no son ajenas a esta tendencia. Teléfonos inteligentes, tablets y televisores han transformado el modo en el que vivimos y conocemos el arte, haciéndolo más interactivo y accesible, tanto dentro de las salas de exposición como desde nuestras propias casas.

Cada vez es más habitual encontrar apoyo tecnológico en un museo o una sala de exposiciones. Los dispositivos inteligentes se han generalizado y forman parte de nuestra vida cotidiana y de los diferentes lugares a los que acudimos.

Tenemos a nuestra disposición tablets así como smartphones o televisores que abren la puerta al arte y la cultura, allá donde estemos.

LA IMPORTANCIA DE LO AUDIOVISUAL EN LA DIVULGACIÓN CULTURAL

Museos y exposiciones de arte han encontrado en las nuevas tecnologías una herramienta didáctica para despertar el interés del público y completar la información que recibe. “Lo audiovisual está cada vez más presente”, explica Raúl de Lucas. “Es más, ahora apenas se concibe una exposición sin el apoyo de la imagen y el sonido, faltaría un elemento fundamental”.

Este apoyo audiovisual se hace patente en The Gaudí Exhibition Center, un espacio que ofrece a los visitantes un “viaje sensorial” por la obra del genial arquitecto. Se trata de “Paseando con Gaudí”, un recorrido que incluye valiosas piezas originales, maquetas, creaciones digitales, hologramas e imaginativas escenografías. Además, gracias a las gafas de realidad virtual, los visitantes pueden “sentir” la obra y figura de Gaudí.

QUEREMOS SABER MÁS

La llegada de Internet a nuestras vidas ha supuesto un acceso más fácil al conocimiento. Aparte de documentarnos antes y apoyarnos en la tecnología durante la visita, se abre un abanico de posibilidades de seguir aprendiendo después.

“Nos hemos habituado a querer saber más” – indica Raúl de Lucas. “Por mi experiencia, entre el 70 y el 80% los visitantes a una exposición se sigue informando sobre ella una vez llega a su casa. Mucha gente quiere seguir aprendiendo, no se quedan solo con lo que han visto en directo”.

LA TECNOLOGÍA AL SERVICIO DEL ARTE

Las empresas de tecnología son fundamentales en esta transformación, ya que han creado las herramientas necesarias para esta nueva manera de interactuar. Y no solo lo han hecho con el público, sino con las entidades culturales también.

Un buen ejemplo de este compromiso es el programa ‘Descubre más’ mediante el cual Samsung muestra su apoyo creando contenidos digitales, desarrollando aplicaciones y nuevos soportes, así como digitalizando materiales. Su objetivo: fomentar nuevas experiencias culturales a través de la tecnología.

‘Descubre Más’ es un programa con distintas instituciones culturales, como el Museo Nacional del Prado o el Museo Arqueológico Nacional, y eventos como PHotoESPAÑA o Feria del Libro.

¿CÓMO PUEDE UN SMARTPHONE ENRIQUECER NUESTRA EXPERIENCIA CULTURAL?

Un smartphone puede transformar nuestro modo de interactuar con la cultura de tres formas: como soporte en sí mismo, como herramienta para crear y producir piezas culturales o como mecanismo para disfrutar del arte desde otro prisma, tal como hemos visto en los casos del Museo Arqueológico y The Gaudí Exhibition Center.

Raúl de Lucas incide en el interés creciente del público de retransmitir a otros todo lo que ve. “Desde el primer momento en que la persona se aproxima al arte, un teléfono graba cada detalle y lo difunde en tiempo real”, afirma.

Y en cuanto al smartphone como herramienta de producción artística, un ejemplo muy llamativo lo tenemos en PHotoESPAÑA. Durante dos años consecutivos ha tenido lugar el certamen Madrid 24h, en el que más de 3.000 fotógrafos amateur compartieron la visión de su hora favorita del día en Madrid. El segundo año (2015) se incorporó un premio especial, “Noches de Madrid by Samsung Galaxy S6”. Esta colaboración se ha traducido en otras iniciativas innovadoras, como la Real Time Exhibition, la primera exposición fotográfica a tiempo real con imágenes compartidas de fotógrafos profesionales y amateurs.

¿Y UN TABLET?

Un tablet puede convertirse en una magnífica herramienta de relación con el arte, a través de contenidos y actividades educativas. Los visitantes del Museo del Prado pueden realizar itinerarios guiados, componer una pieza de música electrónica a partir de sonidos inspirados en obras de la colección del museo, o, en el caso de los más jóvenes, participar en talleres de dibujo artístico.

¿Y UN TELEVISOR?

Porque en la actualidad, disfrutar del arte con mayúsculas desde el sofá de casa es una realidad. No sólo por lo que muestra el televisor cuando está encendido, sino por su propia estética cuando está apagado. Así es The Frame, un televisor concebido con un enfoque artístico capaz de mejorar cualquier estancia. Mucho más que una ventana al mundo de la televisión, cuando está apagado, en lugar de fundir a negro es capaz de mostrar una obra de arte dentro de una selección de fotos y obras gracias al Modo Arte e incluso también te permite incluir fotos familiares o de tus mejores recuerdos.

El acuerdo entre Samsung y el Museo del Prado permite que se muestre en la pantalla una selección de obras de la mayor pinacoteca de España. Entre ellas, “El Jardín de las Delicias” de El Bosco, “Las Meninas” de Velázquez y obras de Goya, Rubens, El Greco o Zurbarán.

Artículo original de ABC