2 enero, 2014

La restauración del santuario costará unos 800.000 euros que la Xunta financiará ‘de emergencia’

feijoo-muxia

El Gobierno gallego ha decidido no perder un minuto para poner en marcha los trámites administrativos necesarios para que con cargo a las arcas públicas puedan sufragarse los gastos de recuperación del santuario de la Virxe da Barca en Muxía (A Coruña). El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que el gobierno autonómico ha declarado de “emergencia”las actuaciones a llevar a cabo y ha añadido que la “construcción se hará con la máxima celeridad”.

De momento y a falta de cuantificar los detalles, el coste de restauración de las obras en lo que se refiere a la configuración arquitectónica se situará, según las primeras valoraciones de los técnicos de Patrimonio, entre los 700.000 y los 850.000 euros. Y tal como avanzó Feijóo el pasado jueves, la Xunta asumirá “el cien por cien” del coste del proyecto constructivo de la rehabilitación.

El pago de las obras se abordará a través de una comisión con miembros de la Xunta y del Ayuntamiento, así como con representantes de la Iglesia -titular del templo-, que se reunirá “en los primeros días” del año próximo para determinar los pasos a seguir y “ver entre todos” cómo se financia. En todo caso el empeño personal del presidente ha colocado en segundo lugar el pago de los gastos e incluso ha llegado a decir que “no le preocupa porque habrá acuerdo en esta cuestión”.

Sin embargo, los partidos de la oposición no han dejado de criticar el entusiasmo de Feijóo a la hora de abonar los gastos y exigen una mayor implicación del Arzobispado de Santiago. El nivel de crítica está templado porque el Ayuntamiento de Muxía está gobernado por el PSdeG-PSOE y el alcalde, Félix Porto, está muy implicado en la reconstrucción del templo. Incluso el secretario general del PSdeG-PSOE, José Ramón Gómez Besteiro, propuso ayer que las administraciones destinen el 1,5% del porcentaje cultural de las obras públicas a la recuperación de A Virxe da Barca.

Colaboración ciudadana

El alcalde de Muxía, Félix Porto, ha asegurado este viernes que los ciudadanos que lo deseen podrán colaborar con la restauración del santuario, destruido por un incendio el día de Navidad, a través de aportaciones solidarias en las cuentas bancarias que acaban de habilitarse. Además el santuario, ha explicado Félix Porto, cuenta con un seguro que aportaría 500.000 euros a la restauración del templo.

Con respecto a la investigación, el regidor ha apuntado que según le ha confirmado la Guardia Civil a raíz de su investigación, la causa del incendio fue “un rayo” que afectó a la instalación eléctrica de la iglesia, que data de 1993.

Finalmente, Félix Porto, ha recordado que, a pesar de que el santuario ha sido destruido por completo por las llamas, la imagen de la Virxe da Barca “está a salvo” y no ha sufrido daños.

Por Marcos Sueiro en El Mundo.