4 octubre, 2016

La Policía dice que los directivos utilizaban la Alhambra como una “agencia de colocación”

No sólo actuaban presuntamente como una “verdadera organización criminal”. Los agentes que investigan las irregularidades en la gestión de la Alhambra han llegado también a la conclusión de que los antiguos máximos dirigentes del monumento nazarí utilizaban la institución como “una agencia de colocación para conocidos, amigos y familiares”.

Ésta es otra de las conclusiones que pone de manifiesto el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Andalucía Oriental en un oficio entregado el pasado 9 de junio al juzgado de Granada que investiga el caso, inicialmente circunscrito a la gestión del contrato de explotación del servicio de audioguías pero que ha ampliado el objeto de las pesquisas a la luz de los indicios que han ido reuniendo los agentes.

La investigación ha puesto de manifiesto cómo algunas de las empresas a las que se adjudicaban contratos se comprometían a contratar a “personas recomendadas” por integrantes del anterior patronato de la Alhambra, entre ellas familiares de los directivos. Como prueba, los agentes disponen de un correo electrónico en el que el representante en Granada de la empresa Novotec Consultores SA se dirige el 4 de marzo de 2011 al administrador solidario de la empresa CB Group Formación SL para indicarle que debe contratar a tres personas para que se le adjudiquen dos contratos por el procedimiento negociado sin publicidad -uno de 40.000 y otro de 45.762,71 euros, IVA excluido- y que el margen de beneficio que obtendría después de pagar los tres sueldos sería de 8.373,22 euros.

Contratistas se comprometían a dar empleo a “personas recomendadas”

Novotec Consultores y CB Group Formación fueron dos de las tres empresas que pagaron la nómina de una funcionaria interina que durante años ejerció como secretaria de la secretaria general de la Alhambra Victoria Chamorro y que fue despedida por denunciar ante la Inspección de Trabajo “la situación irregular en la que se encontraba desarrollando su trabajo”. Esta administrativa prestó declaración de forma voluntaria ante la Policía, a la que aportó diversa documentación que probaría las presuntas irregularidades.

Como puede comprobarse en la Plataforma de Contratación de la Junta de Andalucía, Novotec fue una de las empresas beneficiarias de contratos por el procedimiento negociado sin publicidad, fórmula que la Policía califica como “contratación directa encubierta”. Así, en 2014, en UTE con Heritage-Patrimonio, Paisajes y Territorio SL, se le adjudicó el contrato complementario al servicio de acreditación de guías y grupos de turismo organizado y explotación del sistema de incidencias y controles de acceso al recinto de la Alhambra y Generalife por un importe de 116.462,84 euros.

En el atestado, del que viene informando Elindependiente.com, la Policía Nacional dice que es “de dominio público” que el marido de la hija mayor de la ex secretaria general Victoria Chamorro “ha sido trabajador de varias empresas en la Alhambra”, detallando en su perfil de Linkedin que fue gestor comercial del patronato desde julio de 2009 a agosto de 2015. Los agentes no pasan por alto el hecho de que, después de más de seis años, dejara de prestar sus servicios el mismo mes (agosto de 2015) en el que su suegra “cesó como secretaria general” después de que la Fiscalía presentara una querella contra la cúpula del patronato por la irregularidades en la contratación del servicio de las audioguías y el Juzgado de Instrucción 4 de Granada abriera diligencias previas.

Las parejas de las dos hijas de la ex secretaria general trabajaron para varias adjudicatarias

La pareja sentimental de la segunda hija de la ex secretaria general también aparece vinculada laboralmente a una empresa contratista de la Alhambra -concretamente Novotec Consultores- en calidad de director y jefe de seguridad en el departamento de control de accesos del patronato de la Alhambra y Generalife, detalla el atestado.

En el oficio policial enviado al Juzgado de Instrucción 4 de Granada, los investigadores no pasan por alto tampoco el parentesco de una de las dos personas contratadas en enero de 2009 para realizar un conteo de las audioguías que se alquilaban diariamente en el conjunto monumental: la hermana de la pareja sentimental de José María Visedo, ex jefe del departamento de Comercialización y uno de los investigados. Según declaró a la Policía, su hermana “le informó de que estaban buscando gente para hacer unas mediciones, por lo que entregó su currículum y la llamaron” tras “superar una entrevista”.

Los agentes investigan si empresas contratistas de la Alhambra realizaron pagos en una cuenta a nombre de Visedo en Caixabank como “compensaciones por adjudicaciones” de servicios. En concreto, compañías administradas por su pareja le realizaron “18 transferencias bancarias, de un importe medio de 780 euros cada una, siendo la de mayor importe la abonada en agosto de 2014 por importe de 3.000 euros”, según desvela en el oficio la Policía. Y añade: “A tenor de lo averiguado podría decirse que el investigado sería beneficiario indirecto de las adjudicaciones otorgadas a las mercantiles administradas por su pareja sentimental”.

Un amigo y un cuñado

Los investigadores no descartan que el ex directivo también hubiera podido cobrar de otras dos empresas que recibieron igualmente contratos menores, una de un “amigo íntimo” y otra administrada por un cuñado por doble vía.

El pasado mes de junio, el juzgado accedió a la petición de los agentes y acordó que se solicitara a la dirección del patronato de la Alhambra y el Generalife todos los contratos firmados con siete empresas bajo sospecha, incluidos los pliegos de prescripciones técnicas y particulares y los informes del gabinete jurídico. Los investigadores también consideraban necesario para el esclarecimiento de los hechos disponer de una copia de todos los correos electrónicos -excluidos los de carácter personal o aquellos de contenido “irrelevante”- tanto recibidos como remitidos por la ex directora general Mar Villafranca, la ex secretaria general Victoria Chamorro y el ex jefe de Comercialización José María Visedo a fin de obtener información acerca de cómo se gestionaba el sistema de contratación.

Por Antonio Salvador para El Independiente