21 noviembre, 2013

La justicia alemana devolverá a Gurlitt parte del ‘tesoro de Múnich’

13848806057256

Se trata de las obras que le pertenecen “fuera de toda duda”, señala el fiscal de Augsburgo

La Justicia alemana ha ordenado este martes devolver de inmediato buena parte de los 1.400 cuadros encontrados y confiscados en una vivienda de Múnich al anciano que los tenía en su poder. Cornelius Gurlitt debe recuperar cuanto antes las obras que “le pertenecen fuera de toda duda” y que no están siendo investigadas como posibles casos de cuadros robados por los nazis a coleccionistas judíos, señaló el fiscal general de Augsburgo, Reinhard Nemetz.

El fiscal ordenó crear un equipo de expertos que investigará el origen de los cuadros de la valiosa colección, que Gurlitt heredó de su padre, un conocido marchante con buenos contactos con el régimen nazi. Según el estado actual de la investigación, algo más de 400 obras fueron adquiridas de forma legal y pertenecen a Gurlitt.

El origen del resto debe ser aclarado para determinar si fueron robadas a judíos o confiscadas a museos por los nazis por ser ‘arte degenerado’. En una entrevista publicada el fin de semana por el semanario ‘Der Spiegel’, Gurlitt, de 80 años, dejó claro que no devolvería de forma voluntaria ni uno solo de los cuadros y reclamó que le fuesen devueltos de inmediato.

El inusual hallazgo del tesoro en poder de Gurlitt fue difundido a principios de mes por una revista, pero se produjo en febrero de 2012, cuando la policía aduanera encontró por casualidad un total de 1.406 pinturas de grandes maestros en una casa del anciano en Múnich.

La colección incluye obras de genios como Pablo Picasso, Paul Klee o Hénri Matisse, algunas de ellas hasta ahora desconocidas. Los cuadros fueron confiscados y la fiscalía de Augsburgo investiga a Gurlitt por sospecha de evasión fiscal y desfalco.

Por El Mundo