5 febrero, 2015

La Guardia Civil desmantela una red de expoliadores de arte egipcio

guardia-civil--egipto

Ayer se presentaron en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, los resultados de la llamada Operación Hierática (nombre de un tipo de escritura jeroglífica) en la que agentes del Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han recuperado treinta y seis bienes arqueológicos de origen egipcio, valorados en alrededor de 300.000 euros, y se ha detenido a siete miembros de la red de presuntos delincuentes y expoliadores, cinco en Cataluña (entre ellos un anticuario) y dos en el propio Egipto. Las piezas son treinta y seis, entre las que destaca una cabeza de la diosa Sekhmet, de unos 3.800 años de antigüedad, que podría valer alrededor de 100.000 euros.

En principio, y cumpliendo la legislación internacional, todas las piezas serán devueltas al país africano cuando acabe el proceso judicial que se ha abierto tras la operación, una operación cuyos detalles explicaron ayer en el citado museo los responsables de la investigación. Según la Guardia Civil, la red operaba en España y Egipto para poder introducir en el mercado de nuestro país y en distintas ferias de arte de Francia -el anticuario español quien se encargaba de hacerlo- las piezas robadas en en el país de los faraones.

El Grupo de Patrimonio Histórico de la Benemérita abortó el negocio al ser detectado en junio del año pasado un contenedor procedente de Alejandría en el Puerto de Valencia (detectado por la Unidad del Servicio Fiscal de la propia Guardia Civil), que escondía dentro de varias vasijas de escaso valor estas importante piezas, expoliadas muy probablemente en los yacimientos egipcios de Saqqara y Mit Rahina. Las piezas representan figuras humanas y de animales, vasos funerarios, ánforas y pequeños bronces, entre otros valiosos objetos. .

Según el instituto armado, «en cuatro registros domiciliarios practicados en Barcelona los agentes intervinieron dinero; documentación sobre varios contratos y actividades de contrabando de bienes culturales; documentos sobre envíos de contenedores procedentes de Egipto con bienes arqueológicos, que posteriormente fueron vendidos en otros países europeos».

También cabe subrayar que tal y como explicó la Guardia Civl, «la UNESCO, en la reunión celebrada el pasado mes de diciembre en París, puso de manifiesto la proliferación de grupos delictivos derivados de los conflictos armados en Oriente Medio y países próximos, generalmente con una gran riqueza arqueológica, donde determinados grupos terroristas emplean para su financiación, entre otras actividades, el tráfico ilícito de bienes culturales robados en museos o yacimientos arqueológicos».

Según explicó ayer el capitán Morales, que ha dirigido la operación, los detenidos, «acusados de los delitos de contrabando de bienes culturales, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal, podrían enfrentarse a una pena de quince años de cárcel».

Por Manuel de la Fuente en ABC.