20 agosto, 2014

La figura de un león de la Edad del Hielo recupera su cabeza

leon-marfil

A sus 40.000 años de edad una figura de un león ha recuperado su cabeza, más de 80 años después de que la primera pieza se hubiese encontrado en una cueva en el suroeste de Alemania. La estatuilla del animal, hecha de marfil, se remonta a la Edad de Hielo y apareció en 1931 tras unas excavaciones en la Cueva Vogelherdhöhle.

Se trató de un hallazgo importante, pero carecía de la mitad de su cabeza. Los arqueólogos de la Universidad de Tubinga acaban de dar con un antiguo fragmento que constituye la parte que faltaba de su cráneo. Entre los descubridores del valioso tesoro se encuentra el profesor universitario Nicholas Conard que valora la figura como “uno de los más famosos trabajos de arte figurativo que se conservan de la Edad de Hielo”. Tras su reconstrucción “se observa claramente que se trata de una escultura tridimensional”.

La constancia ha sido la que ha permitido que la estatuilla del león haya sido completada. Durante los últimos10 años el equipo de arqueólogos ha continuado las excavaciones en la Cueva Vogelherdhöhle. En el sitio se disiparon una gran cantidad de objetos que vienen a arrojar luz sobre el desarrollo de los primeros artefactos simbólicos, que datan de la época en la que los humanos modernos llegaron a Europa y desplazaron a los neandertales indígenas.

La Cueva Vogelherdhöhle, justo al norte de Ulm, en Baden-Württemberg, ha proporcionado las pruebas del arte y de la música más antiguas del mundo. Allí se ha encontrado muchas figuras que datan de la época del Paleolítico Superior y los investigadores han juntado miles de fragmentos de marfil que provienen del mamut. De esta forma, el lugar se ha convertido en un elemento clave para que las cuevas de la región de Jura de Suabia se conviertan Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Los interesados ya pueden disfrutar de la nueva imagen del león, con cabeza incluida, en la exposición del Castillo de Hohentübingen.

Por José Manuel Comas en El Mundo.