17 noviembre, 2010

La falta de seguridad permite el expolio de importantes piezas arqueológicas en Andalucía

Expolio_Aguilar1La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas por el robo de piezas de incalculable valor procedentes del expolio de tumbas de los siglos I y IV en yacimientos de Córdoba. Algunas de ellas están relacionadas con la necrópolis aparecida en la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera –en una finca privada- después de las fuertes riadas del pasado agosto y que la Junta de Andalucía se limitó a cubrir para posibilitar una mayor conservación de los restos arqueológicos. El yacimiento, sin medida de seguridad alguna, sigue siendo de sencillo acceso, tal como lo de mostraron las imágenes de los informativos de televisión, al hilo de la noticia de la detención de los expoliadores.

Otras de las piezas recuperadas habían sido robadas de unos almacenes privados, también desprotegidos, donde la delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía las almacenaba a la espera de decidir qué hacer con ellas. En concreto, la basa de una columna de Medina Azahara se encontraba en uno de estos depósitos, a la espera de que Cultura determinase quien analizaría y custodiaría, pero que mientras tanto no custodiaba nadie, facilitando la labor de los ladrones.

La investigación policial arrancó al tener conocimiento de la subasta en Londres, por 150.000 euros, de la basa de una columna de mármol del periodo del califato omeya procedente de una excavación en el yacimiento arqueológico de Medina Azahara, que un comerciante de antigüedades de Ronda, en Málaga, vendió a un ciudadano belga-libanés basa a cambio de unos cuadros. Dicho comerciante conocía a gente vinculada a zonas ricas en yacimientos arqueológicos que le suministraban piezas de valor, en su mayoría auténticas, para después ser vendidas en el mercado y convertirlas en legales.

Entre los objetos de valor localizados por la Policía durante la investigación se encuentran también un mosaico tardorromano, hachas neolíticas, proyectiles romanos, fíbulas, una oinokoe y más de 300 monedas árabes y romanas procedentes del expolio de tres tumbas de la necrópolis de los siglos I y IV de Aguilar de la Frontera.

Colaboración de la Interpol
Expolio_Aguilar2En este almacén faltaban, además de la basa, un total de 15 piezas más de «relevante interés arqueológico». Tras tener noticia de la venta en la subasta de Londres, la Policía requirió la colaboración de la Interpol, que sirvió para identificar a la persona que entregó la basa para su venta. Los agentes lograron localizar a este ciudadano belga-libanés, quien al parecer aseguró que esta pieza procedente del yacimiento arqueológico pertenecía a una colección privada de su familia. Después de interrogarlo, ha sido detenido en Marbella acusado de un delito de contrabando.

También fue localizado e identificado un coleccionista de monedas, que igualmente intercedió en la compra de las recuperadas de origen árabe y romano halladas en la necrópolis de Aguilar de la Frontera. Éste y su socio han sido también detenidos y hay igualmente imputadas otras cinco personas más.

La investigación la ha realizado la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional, quien ha ubicado algunas de las piezas expoliadas en los registros practicados en Aguilar de la Frontera, Badolatosa y Lora del Río (Sevilla) y Ronda (Málaga).

expolio1
Imperdibles, hachas de piedra, la figura de un jinete y una falcata, entre las piezas recuperadas

expolio2
Monedas árabes y romanas fueron sustraídas del almacén desprotegido en que se habían depositado