20 agosto, 2014

La exclusiva colección de arte de Juan Abelló visitará Sevilla

juan-abello

Los amantes del arte están de enhorabuena. Si en abril se conocía que la colección privada de arte de Juan Abelló y su mujer, Anna Gamazo, iba a ser expuesta por primera vez el próximo mes de octubre en el CentroCentro Cibeles de Madrid, la primavera que viene será la ciudad de Sevilla la que acoja algunos de los cuadros del famoso empresario.

En el Convento Santa Clara de la capital andaluza se instalará la exposición “Los pintores andaluces de la colección Abelló”, que albergará grandes obras de artistas como Picasso, Murillo, Zurbarán o Alonso Cano. Así lo han querido el dueño de la colección y el ayuntamiento sevillano capitaneado por su alcalde, Juan Ignacio Zoido. Aunque aún no hay nada firmado, el asunto está cerrado y se prevé que una vez finalice el verano, ambas parten rubriquen el acuerdo.

Todos aquellos que visiten Santa Clara entre el 3 de marzo y finales de mayo podrán admirar cuadros dignos de encontrarse en los mejores museos de arte del mundo. Allí estarán desde La familia de la Virgen, de Zurbarán, hasta Mujer desnuda, de Picasso. El objetivo es que el visitante pueda admirar obras de arte desde el siglo XVII al siglo XIX.

Dicen los entendidos en esta materia que para conseguir un acopio artístico de la talla de la de Juan Abelló se necesita preparación, olfato, osadía, amor al riesgo y, por supuesto, gran capacidad económica. Cinco factores que han llevado al financiero a formar parte de los 200 mejores coleccionistas del mundo y poseer una de las cuatro colecciones de arte privadas más importantes de España.

Con un patrimonio artístico de gran envergadura y considerado una de las grandes fortunas españolas, Abelló es un gran apasionado del arte que no duda en desembolsar millones de euros por una gran obra. Habitual de las casas de subastas, el empresario sabe desenvolverse muy bien en ellas y poco a poco ha conformado una colección de la que no quiere privar al público del gusto de conocerla.

Por M. Bolonio en Vanitatis – El Confidencial.