4 junio, 2013

La duquesa de Medinaceli abre el “Versalles gallego”

1370014384_0La duquesa de Medinaceli abre el pazo. Y es que Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, con posesiones en diversos lugares de la geografía española, ha accedido a que los vecinos de A Estrada (Pontevedra) puedan visitar el pazo de Oca de forma gratuita. La edificación, perteneciente en origen a los nobles gallegos nombrados como marqueses de Camarasa, hoy está en manos de la familia andaluza y la duquesa, a través de su hijo el duque de Segorbe, ejerce de dueña y no permitía que los vecinos se recrearan en los jardines del Versalles gallego sin abonar el estipendio establecido y destinado al mantenimiento de la edificación.

La situación ha cambiado tras el acuerdo entre el alcalde de A Estrada, José López Campos, y la Fundación Casa Ducal de Medinaceli. El ayuntamiento ha conseguido ‘arrancar’ 200.000 euros a la Diputación de Pontevedra para unas obras en la plaza de Oca que han mejorado sensiblemente la visibilidad del edificio y permitirán promocionar todavía más el lugar como parte de la ruta de la camelia.

Se ha cambiado el firme de la plaza, se ha limpiado y se han acometido reformas como la canalización de las aguas para mejorar el drenaje y reducir las humedades, también se ha recuperado la cota original de la plaza, elevada por la sedimentación y se han construido aceras frente a la vivienda, además de mejorar la iluminación del conjunto.

Un paseo por el interior

El convenio entre la Casa y el ayuntamiento permitirá también, y por vez primera, visitar algunas de las dependencias del pazo, según aseguraron a ELMUNDO.es fuentes municipales. Hasta la fecha la visita pagada se limitaba a un paseo por los amplios jardines del pazo del siglo XVII -que le han valido el sobrenombre del ‘Versalles gallego’- pero el personal y los vecinos advertían que el interior de la residencia es “privado”. De hecho, además del personal de los Medinaceli, los lugareños advierten de modo tajante que “la residencia es privada de la duquesa”.

1370014384_extras_ladillos_1_0Efectivamente, la duquesa de Medinaceli solía pasar temporadas en Galicia. Su hijo el duque de Segorbe, viene con frecuencia a visitar los dominios gallegos. Cuando el duque de Segorbe llega a la residencia los vecinos se enteran porque los pendones de la familia se cuelgan de los cuatro mástiles situados en la torre de la edificación. Las visitas se producen espaciadas y en las estaciones de primavera y verano. La agenda de los duques está completamente blindada por el vecindario, que se limitan a frases genéricas como “son muy agradables”. También visitan el pazo el duque de Feria, Rafael Medina, y su hermano su hermano Luis y aprovechan su estancia para invitar a la condesa de Montarco, Charo Palacios, y a su hija, además de a otros jóvenes de la aristocracia y la burguesía sevillana que forman parte del séquito.

El pazo, una de las joyas patrimoniales e históricas de la Casa Ducal de Medinaceli, también es conocido por albergar celebraciones importantes de la burguesía gallega. Una de las más recientes fue la boda de Tiziana, la hija del diseñador Adolfo Domínguez, con el antiguo colaborador de Barack Obama, Juan Verde, a la que asistió la elite política y económica de Galicia.

Tras el acuerdo con el ayuntamiento y la ejecución de las obras los vecinos podrán entrar gratis. Todavía no se lo creen pero el alcalde, José López Campos, confirma que la apertura es inmediata y que a finales de mes la duquesa abrirá el pazo.

 

por Marcos Sueiro ELMUNDO