8 junio, 2011

La Casa Botines de Gaudí

Img_Cabecera_Casa_Botines

Carlos de la Puente Llorente

casa-botines-01¿Por qué Casa Botines? El término “casa” designó desde 1834 al negocio de tejidos fundado en la Plaza Mayor, nº 8 de León por el comerciante catalán don Joan Homs i Botinás, conocido en la ciudad por su segundo apellido castellanizado “Botines”.

El nombre del negocio no cambió al trasladarse al edificio gaudiniano de la Plaza de San Marcelo nº 5, ya a nombre de su sobrina Teresa Ríu casada con Simón Fernández Fernández.

A partir de 1929 cuando compra el edificio la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León, los leoneses cambian el término “casa” por el de “edificio” pero siguiendo con el nombre del Sr. “Botines”, que nada tuvo que ver con la directa construcción del mismo.

casa-botines-02Los promotores del edificio fueron los comerciantes leoneses de tejidos don Simón Fernández Fernández, fallecido en 1893 y sucedido por sus hijos José y Aquilino Fernández Ríu, y don Mariano Andrés González-Luna. Estos dos comerciantes, continuadores del negocio textil fundado por don Joan Homs i Botinás en la Plaza Mayor nº 8, decidieron trasladarlo al centro neurálgico de la ciudad en la Plaza de San Marcelo. Así el 14 de julio de 1886 compraron al duque de Uceda y a sus dos hermanas un solar de 2.390 metros cuadrados frente al Palacio de los Guzmanes por 17.000 pesetas con la intención de levantar una casa de viviendas para ellos y para alquilar, dejando la planta baja para tienda y el sótano para almacén. Tras un largo pleito con el Ayuntamiento de León que finalmente reconoció a los compradores un solar de sólo 800 metros cuadrados, continuaron con el proyecto constructivo.

Los promotores encargaron la construcción del edificio al arquitecto de Reus don Antonio Gaudí i Cornet, de quien tenían referencias a través de don Eusebi Güell Bacigalupi, mecenas de Gaudí, y con quien mantenían también relaciones de negocio bancario (eran los representantes en León del Banco Hispano-Colonial de Barcelona fundado, entre otros, por el suegro de Eusebi Güell).

Gaudí aceptó el encargo porque trabajaba entonces en la construcción del cercano  Palacio Episcopal de Astorga, firmando los planos en diciembre de 1891. El 4 de enero de 1892 comenzaron los trabajos constructivos dirigidos personalmente por él, al igual que la edificación del Palacio Episcopal, (el tercer edificio construido por Gaudí fuera de Cataluña, el “Capricho” de Comillas, no fue dirigido personalmente por él), siendo inaugurado el día 15 de septiembre de 1893 con la colocación del conjunto escultórico del “San Jorge y el Dragón” sobre la puerta principal.

casa-botines-03El edificio tiene planta trapezoidal, para adaptarse a la superficie del solar, a cuatro aguas, de estilo neogótico, presentando unas características constructivas muy modernas para la época en que fue construido. Su aspecto exterior recuerda a una fortaleza medieval gracias a su imponente masa pétrea, las bien distribuidas ventanas inspiradas en la cercana catedral gótica (más abundantes a medida que bajamos desde el tejado a la planta baja) y sobre todo los estilizados torreones destinados a dotar de luz a las esquinas, así como el foso cuya función es aumentar la iluminación del semisótano a través de amplios ventanales, sin olvidar la muy inclinada cubierta que sostiene seis amplios lucernarios a través de los que penetra la luz a los patios interiores.

En 1929 la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León compró el edificio por 750.000 pesetas a los herederos de don Mariano Andrés, a la sazón únicos propietarios del mismo, puesto que el Sr. Andrés había comprado su parte a don José y don Aquilino Fernández Ríu, hijos de don Simón Fernández. La entidad realizó en 1931 obras de adaptación fundamentalmente en la planta baja, que rompieron el diseño original de Gaudí ya que eliminaron varios pilares.

casa-botines-04En 1992 Caja España de Inversiones, entidad resultante de la fusión de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Palencia, las Cajas de  Ahorros Provincial y Popular de Valladolid y la Caja de Ahorros Provincial de Zamora, trasladó a “Casa Botines” su sede social previa la rehabilitación integral del edificio.

Dicha rehabilitación, modélica, se ajustó a las siguientes premisas:

– Consolidación general del edificio.
– Recuperación y acondicionamiento del semisótano.
– Restablecimiento de los espacios gaudinianos en la planta baja.
– Revitalización de las cuatro plantas de viviendas.
– Regeneración del sotabanco.
– Recuperación de las vidrieras, rejas y otros muchos elementos constructivos y decorativos.

Esta profunda y excelente rehabilitación, unánimemente aplaudida, se inauguró el día 20 de diciembre de 1996 y fue reconocida a nivel nacional e internacional siendo merecedora del Premio 1998 por actuaciones destacadas en protección del Patrimonio Arquitectónico y Natural otorgado por la prestigiosa organización “Europa Nostra”.

Prosegur_museo