8 junio, 2011

Jesús Alcantarilla, vicepresidente de Protecturi, Mención Honorífica Tipo A del Cuerpo Nacional de Policia

jesus_alcantarillaEl mundo de la Seguridad Privada es complejo, arduo, poco agradecido y especialmente sacrificado.  Rara es la vez que a los profesionales que trabajamos en ello se nos da las gracias, se nos felicita o se nos honra; porque de todos es sabido que, aparentemente, “si las cosas salen bien es por suerte” y  “si las cosas salen mal es por ser unos inútiles que no valemos para nada”

Por eso la Asociación para la Seguridad del Patrimonio Histórico PROTECTURI se felicita con los éxitos de sus miembros; como, en esta ocasión, la concesión de la Mención Honorífica Tipo A del Cuerpo Nacional de la Policía a nuestro vicepresidente segundo y director de Seguridad de la Abadía de Monserrat, Jesús Alcantarilla.

De acuerdo con la ORDEN DE 7 DE JULIO DE 1995, por la que se da cumplimiento a diversos aspectos del REGLAMENTO DE SEGURIDAD PRIVADA SOBRE PERSONAL, en su apartado “Decimoctavo: Menciones honoríficas, el personal de seguridad privada que sobresalga en el cumplimiento de sus obligaciones podrá ser distinguido con menciones honoríficas que se anotarán en su cartilla profesional.

Estas menciones podrán concederse de oficio o a iniciativa de particulares, de las empresas a las que pertenezca el personal, o de otras entidades relacionadas con la seguridad privada, otorgándose por los Jefes superiores o Comisarios provinciales de Policía, o en su caso por los Jefes de Comandancia de la Guardia Civil del territorio donde se haya producido la actuación determinante de la mención, quienes la anotarán en la cartilla profesional, previa comunicación oficial al interesado.

Las menciones honoríficas se otorgarán teniendo en cuenta la especial peligrosidad, penosidad, iniciativa profesional o transcendencia social, concurrentes en los supuestos que a continuación se relacionan” y que en la Categoría A son “resultar lesionado el personal de seguridad privada, o haber corrido grave riesgo su integridad física, con motivo u ocasión de la prestación de un servicio, en cumplimiento de sus deberes u obligaciones.

Haber evitado la comisión de delitos en relación con el objeto de su protección, con detención de los implicados, cuando suponga especial riesgo para su persona o grave dificultad en la realización.

Haber facilitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad información relevante que, por su contenido, haya contribuido al esclarecimiento de delitos o hechos cometidos por organizaciones de delincuentes.

Haber facilitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad información que, por su contenido o circunstancias, resulte importante para la seguridad del Estado o para el mantenimiento de la seguridad ciudadana

Cualquier otra actuación que, a juicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, sea acreedora de esta mención honorífica”.

Con motivo de la notificación de la feliz noticia a todos los socios, el Presidente de PROTECTURI, Andrés Martín Ludeña afirmaba: “Nuestras espaldas pueden con todo, y por ello me viene a la memoria el poema de Calderón:

Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.
Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la fineza, la lealtad,
el honor, la bizarría;
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son,
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna,
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.

Unos versos clásicos que ilustran a la perfección, en la actualidad, el espíritu y compromiso de los socios de PROTECTURI, hoy felices por el reconocimiento alcanzado por uno de los nuestros.