3 marzo, 2014

Helena Sorolla, la hija del artista

13935333871002

El Centro del Carmen muestra la primera exposición dedicada a la hija menor del artista

Junto a las esculturas se muestra pinturas, fotografías y varias cartas

El Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana ha inaugurado en el Centro del Carmen la primera exposición monográfica dedicada a la hija menor del pintor Joaquín Sorolla, Helena, quién dedicó su juventud a la escultura. La exposición ‘Helena Sorolla (1895-1975). Escultora’ sitúa a la artista como la joven promesa que fue, reuniendo por primera vez para el público un conjunto de esculturas de su breve carrera. La mayoría de las piezas son inéditas provenientes del Museo Sorolla de Madrid y de la colección privada donde se conserva prácticamente toda su producción.

La exposición es también una oportunidad para disfrutar de nuevo de una obra de Joaquín Sorolla que ha sido expuesta en muy pocas ocasiones y nunca vista en Valencia. Se trata del retrato que éste pintó de su hija en 1909 ‘Elena con túnica amarilla’. Junto a él se exhibe otro retrato escultórico realizado por su maestro, José Capuz, escultor valenciano de quién se celebra el 50 aniversario de su muerte. Se revisan así la producción y personalidad de una prometedora figura, la de Helena, que como otras mujeres de su tiempo, abandonó su carrera para crear una familia.

Elena Sorolla García nació en Valencia, el 12 de julio de 1895, fue la menor de los tres hijos que tuvieron Joaquín Sorolla y Clotilde García. Se formó en la Institución Libre de Enseñanza, hecho que la marcó definitivamente, haciendo de ella una mujer moderna y librepensadora. Desde 1911 se interesó por la escultura, desmarcándose de sus hermanos María y Joaquín, que practicaron la pintura como su padre. El escultor valenciano José Capuz fue su maestro. Entre 1916 y 1926 participó en diversas exposiciones y produjo la mayor parte de sus piezas. Estuvo presente en diferentes certámenes de ámbito nacional.

En total la exposición incluye 9 obras, 7 piezas realizadas por Helena Sorolla, además de los dos retratos que le dedicaron su padre y su maestro. El cuerpo femenino y el retrato fueron sus temáticas predilectas y como puede verse en la muestra pese a que dejó la escultura para atender a la familia, hubo algunas excepciones, como los retratos infantiles que realizó de sus hijos.

Entre las piezas más significativas se encuentra el busto titulado ‘Gitana’ con el que participó en la exposición de la Juventud artística valenciana de 1916 junto con otros grandes nombres como Salvador Tuset, Pons-Arnau (marido de su hermana María) o José Capuz.

La exposición realizada por el Consorcio de Museos a través de la Institución Joaquín Sorolla de Investigación y Estudios, es el primer esfuerzo por revisar la obra de esta artista y la primera exposición monográfica que se le dedica. La selección muestra además una parte de esta investigación: acompañando a las piezas se ofrecen varias fotografías de Antonio García, el suegro de Sorolla, una de las cartas del autor, de la colección del Consorcio de Museos y varios paneles con imágenes del resto de obras de Helena que no están presentes en la muestra.

Por Daniel Borrás para El Mundo