17 abril, 2013

Gulag, el museo del horror soviético

Las autoridades rusas han decidido abrir un museo en Moscú que describa la atroz experiencia del Gulag.

En 1973 el novelista Aleksandr Solzhenitsyn popularizó en Occidente el concepto de Gulag tras la publicación de su obra Archipiélago Gulag, la desgarradora visión de una política represiva y de trabajos forzados que asemejaba la red de aquellos dispersos campos de trabajo a una serie de islas y lagos. Aunque el Gulag era en esencia el agujero al que eran arrojados los delicuentes adquirió relevancia por ser asímismo el lugar a donde fueron a parar los considerados enemigos de la revolución, es decir cualquier opositor político o sospechoso de serlo.

Gulag mutó de acrónimo al concepto de la política estatal de represión y el sistema de trabajos forzados en sí mismo que puso en marcha la Unión Soviética a partir de 1930, año de creación de la dirección presidiaria. Sobre la base del Museo Estatal de la Historia del Gulag, una institución pequeña y con un presupuesto exoiguo se edifiicara una gran museo en Moscú y una serie de museos paralelos en otras parted del país, según explicó Sergei Karaganov, miembro del Consejo del Kremlin para el Desarrollo de la Sociedad Civil y los Derechos Humanos.

Por La aventura de la historia.