25 agosto, 2016

Guías innovadoras para museos atrevidos

museo-kGgH--620x349@abc

Las nuevas aplicaciones para móviles harán las visitas guiadas mucho más completas

Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse. Esta vez es el campo del arte el que evoluciona, gracias a las nuevas aplicaciones para móviles, que poco tienen que envidiar a las tradicionales audioguías. Empresas como Babooni Technologies o proyectos como Áppside han decidido reinventar el concepto de visita guiada y se han puesto en contacto con los museos más importantes de España para darse a conocer.

Este es el caso de la app Bemuseums, desarrollada por Babooni Technologies en 2015, que ha conseguido consolidarse como una de las aplicaciones más innovadoras del momento gracias a la colaboración del Museo Arqueológico Nacional (MAN) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (Mncn). La empresa se puso en contacto con ambos centros para colaborar en la implantación de este nuevo mecanismo, gratuito en el caso del MAN pero no para el Mncn, beneficiando a los visitantes que pueden disfrutar de recorridos más completos en los respectivos museos.

Museo Arqueológico Nacional
En el caso del MAN, la app se ha puesto en marcha en una exposición concreta, «Lusitania romana, origen de dos pueblos», abierta al público hasta el 14 de octubre. De este modo, Bemuseums ofrece a los visitantes la posibilidad de obtener todo tipo de información multimedia y textual para complementar las explicaciones físicas de la exposición.

Aquello que posiciona esta app como una de las más innovadoras y pioneras del mercado es el sistema de proximidad iBeacon y Geofencing, ya que permite que varios dispositivos distribuidos por todo el museo localicen los móviles de los visitantes y les envían información adicional. Así, los usuarios pueden recorrer todas las estancias de la exposición mientras sus móviles localizan la información correspondiente a cada pieza de la muestra.

Museo de Ciencias Naturales
El Mncn ha utilizado la app Bemuseums para todo el museo y lo ha hecho por las mismas razones que el MAN. ABC ha hablado con Alejandro Ballesteros, CEO de Babooni Technologies, que explica que «la aplicación sirve para diferentes museos. El sistema detecta en qué museo estás de forma automática y te dice que descargues el contenido de sus exposiciones. Esto no lo tienen el resto de museos».

Además, una vez que el usuario abandona el museo y sale de la aplicación, se eliminan de forma automática todos los datos e informaciones utilizadas, por lo que este nuevo sistema de geolocalización apenas ocupa espacio en la memoria del móvil.

Álvaro Ballesteros, cofundador de la empresa Babooni Technologies, comenta por su parte a ABC que «la principal diferencia entre Bemuseums y otras apps es que funciona de forma automática, ya que cuando alguien se acerca a una pieza el dispositivo muestra directamente el contenido correspondiente». «La tecnología iBeacon que utilizamos para geolocalizar las piezas lleva ya tres años funcionando en Estados Unidos», añade Ballesteros.

Respecto a las vías para descargar la aplicación, el usuario puede acceder a la misma a través de la web, desde Apple Store o Google Play o mediante un Código Bidi. Además, los visitantes pueden disponer de ella utilizando la propia conexión Wi-Fi del Museo.

Real Academia de Bellas Artes
Sin embargo, estos dos museos no son los únicos que han dado el gran paso hacia la modernización en este aspecto; la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Rabasf) también tiene una de las aplicaciones más avanzadas del mercado, la app MuseumExperience.

Esta aplicación permite crear rutas de una, dos e incluso tres horas con temarios, salas, exposiciones o épocas específicas gracias al sistema de GPS que guía al visitante por el museo adaptándose a sus necesidades. Del mismo modo, el usuario dispone siempre de un plano de la sala en la que se encuentre, que no solo le señalando la situación de cada obra, sino también otras informaciones útiles como los baños o la salida.

En cuanto a su descarga, basta con acceder a la aplicación desde el WiFi del museo en cuestión y seleccionar la información que más nos interese, personalizando nuestras rutas. Algunos de los museos utilizan estos métodos para obtener estadísticas sobre qué interesa a los visitantes.

La diferencia principal entre Bemuseums y MuseumExperience es que la segunda se limita a «ofrecer información sobre el recorrido de la exposición permanente y el programa de sus actividades culturales, pero no describe de forma exhaustiva las piezas», comenta Javier Blas, coordinador de proyectos y relaciones institucionales de la Real Academia de Bellas Artes.

No obstante, fue MuseumExprience la primera aplicación en poner a disposición de los usuarios los sistemas de geolocalización, contactando con Bellas Artes y dándose a conocer. «La novedad es que permite no solo conocer en todo momento la posición del visitante dentro del Museo, sino trazar rutas adaptadas a tiempos o recorridos específicos por edad o temas. La app “MuseumExperience” nació de la fusión de los conceptos GPS y audioguía», añade Blas.

Proyecto Áppside
Estaba claro que todos estos intentos de modernizar las visitas guiadas de los museos debían conducir a nuevos horizontes. Así ha nacido el proyecto Áppside, una iniciativa impulsada para promover la creación de aplicaciones de guiado que permitan preparar la visita y descubrir de forma autónoma los museos y ciudades más representativas de nuestro patrimonio.

Las aplicaciones del proyecto se caracterizan por estar destinadas a todos los públicos; son accesibles para personas con discapacidad visual y auditiva y ofrecen información en distintos idiomas, así como mapas interactivos, locuciones, vídeos o infografías. Para ello, «Áppside ha firmado un convenio nacional para desarrollar una app accesible para cada una de las quince Ciudades Patrimonio de la Humanidad y para diversos museos», comenta Marta García, responsable de comunicación de las Guías Virtuales Accesibles para Museos (Gvam).

El proyecto está impulsado, principalmente, por la Fundación Orange y por Gvam. Estos últimos se encargan «del desarrollo técnico y de la producción de los contenidos, siempre con la colaboración de los ayuntamientos, las concejalías de turismo y los museos» para los que trabajan.

Algunos de las ciudades que forman parte del citado proyecto son: Córdoba, Cuenca, Mérida, Salamanca, Ibiza, Ávila o Segovia. En cuanto a los museos, destacan el Museo Carmen Thyssen de Málaga, el Museo Lázaro Galdiano de Madrid y el Museo Sefardí de Toledo. Este último, que se ha sumado a la iniciativa el pasado 19 de mayo, presenta novedades como la incorporación de imágenes de archivo y fotografías en alta calidad, que el usuario puede compartir a través de las redes sociales o acciones como WhatsApp.

Por Sara Agulló para ABC