15 octubre, 2014

Francia salda cuentas con Abu Dabi: manda 300 obras al nuevo Louvre de los Emiratos

louve-abu-dabi

Leonardo Da Vinci, Vincent Van Gogh, Claude Monet, Henri Matisse, Andy Warhol… todos ellos viajarán en los próximos meses a Abu Dabi. Formarán parte de la colección con la que se inaugurará el nuevo Louvre, que se ultima en la capital de los Emiratos Árabes. Hasta 300 obras de trece museos franceses serán prestadas para dar lustre a la gran apertura que se planea para 2015. Este préstamo nace del acuerdo de 30 años firmado entre París y Abu Dabi en 2007, en el que se asentaban las bases para la nueva sede del museo parisino.

El acuerdo está valorado en 1.000 millones de euros (por las tres décadas), a los que se sumaron otros 500 millones de euros dedicados a la construcción del museo. El diario francés Le Figaro indica que esta salida de obras es la primera de las “contrapartidas” que ha traído este convenio, que ha permitido modernizar los museos franceses con el dinero aportado por los Emiratos.

El gobierno francés se aseguró en aquel contrato firmado hace siete años 175 millones de euros por adelantado, 400 millones de euros por utilizar el nombre del Louvre, 190 millones de euros para el envío de obras y otros 165 millones para la asistencia técnica en su instalación. El alquiler del patrimonio cultural amasado por Europa a otras instituciones y estados, es una práctica en auge para garantizar la sostenibilidad de las entidades públicas. En España, el Muso del Prado ha alquilado, por ejemplo, los cuadros de sus maestros italianos a la Nationa Gallery de Victoria (Melbourne) por más de 1,5 millones de euros.

El Louvre ha hecho pública la lista de préstamos y destacan La Belle Ferroniere, de Leonardo Da Vinci, y Mujer mirándose en el espejo, de Tiziano, entre muchas otras. El Museo de Orsay prestará El Pífano, de Manet; La estación Saint-Lazare, de Monet; y un autorretrato de Van Gogh. El Centro Pompidou hará lo propio con Big Electric Chair de Andy Warhol. El castillo de Versalles mandará una gran selección de esculturas de mármol, entre las que destaca Apolo con las ninfas, de Girardon. En el comunicado en el que se han anunciado estos préstamos “excepcionales” se indica que las obras serán “presentadas junto a la colección del museo durante su apertura”.
Dos visitantes ante el retrato de Belle Ferroniere, de Leonardo da Vinci.Dos visitantes ante el retrato de Belle Ferroniere, de Leonardo da Vinci.

El número de obras prestadas por las instituciones francesas irá decreciendo durante los próximos diez años, según el nuevo Louvre vaya aumentando su propia colección. Estarán en exposición temporal por un periódo que abarca desde los tres meses a un máximo de tres años, dependiendo de las necesidades de conservación y preservación que requiera cada obra. Las autoridades árabes señalan en su comunicado que será la primera vez que una muestra de tal importancia viaje a Oriente Medio.

Fleur Pellerin, la ministra francesa de Cultura, ha afirmado que este anuncia “representa una etapa importante”, y que gracias a las obras maestras que prestarán a a Abu Dabi se inicia un “un diálogo sin precedentes entre las civilizaciones y las culturas”.

La apertura del Louvre de Abu Dabi se ha convertido desde 2007 en una historia sin final. Inicialmente se marcó su apertura en 2012, pero el comienzo de las obras se fue retrasando, hasta que desde el emirato pidieron un mayor compromiso a la dirección del Louvre (que entonces tenía a Henri Loyrette al frente).

El edificio se levanta en la isla de Saadiyat y ocupará 64.000 metros cuadrados, 6.000 de los cuales serán para las colecciones permanentes y otros 6.000 para las temporales. Una obra diseñada por el arquitecto francés Jean Nouvel, premio Pritzker y responsable de otras grandes obras como la Torre Agbar de Barcelona o la ampliación del Museo Reina Sofía.

Por J.Z. en El Confidencial.