9 agosto, 2013

Expertos mundiales en restauración, en la nueva Escuela de la Alhambra

1375899334_895494_1375900147_noticia_normal

El centro aspira a ser referente internacional en la conservación del patrimonio

La exsubdirectora del Metropolitan Museum de Nueva York, Mahruk Tarapor, o la experta en arte islámico Cynthia Robinson serán algunas de las personalidades de talla mundial que aportarán sus conocimientos en la Escuela de la Alhambra, un centro internacional de formación de especialistas en la conservación del patrimonio cultural que arrancará en Granada en octubre de 2014.

La Consejería de Cultura y el Patronato de la Alhambra avanzaron este miércoles los contenidos de este “centro de excelencia” que pretende, según el consejero Luciano Alonso, “aprovechar la ventaja competitiva” de la Alhambra como referente mundial en la conservación de monumentos. El último ejemplo fue la restauración del Patio de los Leones.

La escuela impartirá másters de diversos niveles, ofrecerá cursos, talleres y consultoría internacional en materia de restauración, y para ello contará con algunos de los mayores expertos mundiales en la materia, además de utilizar el bagaje de los propios técnicos del recinto granadino y de investigadores de la Universidad de Granada.

Junto a Tarapor y Robinson, en sus docentes estarán la profesora de la School of Oriental Studies de Londres Myriam Wissa, el profesor de Historia Medieval de la Universidad de Marrakech Hamid Triki o los españoles Federico Mayor Zaragoza, exdirector de la Unesco, y el catedrático de Filosofía Francisco Jarauta.

Álvaro Siza, Jarauta y Mayor Zaragoza figuran entre los profesores

Según la directora del Patronato de la Alhambra, Mar Villafranca, “no existe en el mundo un centro de estas características”, que pretende ser una referencia para el mundo árabe, aunque también para Latinoamérica, que importó tras la conquista española buena parte del arte mudéjar.

El centro o se estructurará en torno a cuatro cátedras: la Cátedra Muhammad V se centrará en la arquitectura, la arqueología y el arte islámico, y arrancará con un seminario de arte islámico que incluirá una clase magistral impartida por el historiador, crítico, pintor y fotógrafo William Curtis, y también ofrecerá un taller a cargo del arquitecto portugués Álvaro Siza. La Cátedra Torres Balbás, dedicada a la conservación del patrimonio y gestión sostenible, iniciará su andadura con un seminario sobre patrimonio y energía. La jardinería histórica y el paisaje cultural serán los ejes de la Cátedra Ibn Luyun. Y, por último, la Cátedra Washington Irving versará sobre la difusión y comunicación del patrimonio.

El centro contará también con el Laboratorio de Experimentación y Creación Artística, que convertirá a la Alhambra, fuente de inspiración de numerosos artistas, en “escenario para producir obras de arte”, que podrán ser admiradas por el público, según Villafranca.

El primer máster de la Escuela de la Alhambra será el de Patrimonio, Desarrollo Socioeconómico y Dimensión Humana. El proyecto arrancará con un presupuesto modesto, unos 300.000 euros, y sin una sede específica.

Por José Miguel Muñoz para El País