24 junio, 2010

Expertos en seguridad ofrecen su experiencia a la hermandad

El ataque sufrido el pasado domingo por la imagen del Señor del Gran Poder ha traspasado las fronteras sevillanas.

Expertos en la seguridad del patrimonio se han dirigido a la hermandad para ofrecer su amplia experiencia y colaboración para aumentar y mejorar la protección de la imagen de Juan de Mesa en su camarín. Desde Protecturi, una asociación de carácter nacional formada por los directores de seguridad de los principales museos estatales, de Patrimonio Nacional, así como importantes entidades privadas con colecciones artísticas de primerísimo nivel, enviaron una comunicación ayer por la mañana a la corporación de San Lorenzo para colaborar en la redacción de los informes y soluciones técnicas para que la hermandad decida la mejor manera de preservar al Señor.

El presidente de esta asociación y director de seguridad de Caixa Galicia, Andrés Martín, asegura que es compatible el pleno disfrute de una imagen u obra artística con su protección integral: “No es complicado encontrar un punto intermedio entre seguridad y devoción o culto. Hay soluciones de muchos tipos. Nosotros somos una asociación sin ánimo de lucro en la que están los primeros espadas de seguridad patrimonial. Podemos asesorar a la hermandad para encontrar la mejor solución”.

Para estos expertos no es suficiente con el cuidado de los conservacionistas y restauradores para proteger una talla, y no sólo basta con aumentar los sistemas de protección contra incendios o encerrar a las imágenes por las noches. “En el caso del Gran Poder la talla es perfectamente accesible. Conozco bien el templo. Como punto de partida lo primero que habría que habría que hacer es aumentar la seguridad en la parte posterior de la imagen. Las mamparas que hay no son de seguridad. Se pueden escalar y romper con facilidad. Lo ideal sería ponerlas hasta el techo dejando sólo el hueco del talón”, explica Martín.

Según estos expertos, también existen soluciones técnicas para proteger a la imagen desde el frente: “Frontalmente es más complicado acceder, pero se pueden instalar paramentos y elementos físicos que impidan que se pueda escalar hasta la imagen. Hay pantallas de protección realizadas con vidrios especiales que no emiten reflejo, como la que se le puso a la Piedad de Miguel Ángel, que no interfieren para nada en la contemplación de la imagen y su disfrute”.

Logo_Diario_Sevilla