22 octubre, 2014

Eulen busca negocio en el arte

eulen

Hace años que los encargados de la limpieza y la seguridad de los grandes museos quedó en manos de empresas externas, como Eulen. Esta compañía de servicios extendió después su oferta y en el Museo Guggenheim de Bilbao hace tiempo que los guías de las exposiciones son de Eulen. La empresa presidida por David Álvarez va ahora un paso más allá y apunta al corazón del arte. Ofrecerá todo el catálogo de servicios vinculados con este sector: desde la tasación y la restauración de obras hasta el transporte y los paneles explicativas de las exposiciones. Para las ofertas de servicios de este nuevo sector ha creado una división, Eulen Art, que aspira a crecer en tres años hasta lograr una facturación de 10 millones de euros.

La directora general de la nueva división, Carmen Olivié, dice que el objetivo de la empresa no es convencer a los grandes museos de que externalicen los servicios, sino asumir el hueco que existe. “Los museos sacan a concurso diversos servicios. La novedad es que nosotros ofrecemos una oferta integral. Y siempre que se contratan los servicios en paquete se genera ahorro”, señala. Añade que no solo buscan museos. “También hay otro tipo de salas de exposición, galerías, coleccionistas… Por ejemplo, las cajas de ahorro tenían un interesante patrimonio artístico, que necesita ser gestionado”, explica Olivié. Señala que en algunos casos, con tarifas más atractivas, puede haber interesados que contraten especialistas por primera vez para mantener o trasladar sus obras de arte. “Quizá algunos no lo hacían porque no se lo podían permitir”, apunta.

La idea de lanzar esta división viene de lejos. “Tuvimos éxito ofreciendo servicios de mediación cultural. Se trata de una figura que va más allá del guía clásico de los museos, porque son personas que conocen a fondo las colecciones, orientan al visitante, se adaptan a su edad o sus intereses…”, explica. Han sido contratados para servicios puntuales o integrados en el Museo Guggenheim de Bilbao, el Museo Etnográfico, la Fundación Atapuerca, la Catedral de Salamanca, la Catedral de Cuenca o la de Santa María de Álava, asegura la compañía. Así que hace dos años empezaron a estudiar la posibilidad de extender sus servicios especializados en el arte. Y en enero de este año, definieron con exactitud la división. Ahora el catálogo que ponen sobre la mesa lo abarca todo: catalogación e inventariado; valoración y autentificación de las obras; restauración y conservación; museografía y museología; difusión pública y catálogos; transportes, montaje, asesoramiento global o defensa ante las falsificaciones.

La responsable del área asegura que están buscando profesionales para ocuparse de los diversos servicios que ofrecerán. Calcula que en total serán entre 160 y 200 personas. “Estamos captando a los mejores profesionales de distintas labores. Exigimos un nivel muy alto”, asegura.

De momento se centrarán en buscar clientes en España y Portugal. “Pero somos parte de Eulen, una multinacional, y nuestra aspiración es acompañar la estrategia del grupo allá donde nos necesite”, señala la responsable de la división de arte. El grupo Eulen, fundado en 1962 por David Álvarez, tiene actualmente líneas de negocio especializadas en limpieza, seguridad, servicios auxiliares, de gestión de servicios generales, sociosanitarios, de mantenimiento, de trabajo temporal y de medio ambiente. Su cifra de negocio ascendió al finalizar 2013 a 1.033 millones de euros y más de un tercio llega del exterior. Está presente en 14 países (España, Portugal, Estados Unidos, Libia, Omán, Qatar y ocho países de América Latina). Tiene en total 82.800 trabajadores, más de la mitad en España.

Por Cristina Delgado en El País.