17 julio, 2013

Estudio de Seguridad Patrimonial 2013

Deloitte

El grado de protección de los bienes de una entidad determina su fortaleza y su fiabilidad a la hora de prestar servicios. Pero este aspecto se vuelve cada vez más difícil, ya que la complejidad de los riesgos y amenazas que pueden afectar a dichos activos se incrementa cada día y los recursos y personas asignados a esta función tienden a ser cada vez menores.

Sin embargo, salvo por las funciones recogidas en la normativa de Seguridad Privada y la Ley de Protección de Infraestructuras Críticas, la falta de estándares nacionales e internacionales de referencia hace que la misión, objetivos y estructura organizativa de la función de Seguridad Patrimonial dependan fuertemente de las características propias de cada organización (sector de producción, ámbito regional de sus operaciones, modelos organizativos aplicados y valores y cultura corporativa).

Deloitte y la Fundación Borredá han realizado conjuntamente un Estudio sobre la función de Seguridad Patrimonial en las principales empresas españolas, en el que han participado empresas pertenecientes al IBEX100 y empresas cuyo Departamento de Seguridad está dado de alta en el Registro de la Unidad Central de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

El estudio trata aspectos como la organización de seguridad patrimonial (de quién depende, por cuantas personas está integrada y su formación, qué servicios se subcontratan), la importancia de la función o su peso específico (percepción de la Dirección, involucración en iniciativas de la empresa, presupuestos), las amenazas e incidentes percibidos y ocurridos de seguridad física, y los retos y tendencias en este ámbito.

Accede al documento completo:

Informe Encuesta Seguridad Patrimonial Deloitte Fundación Borredá