11 junio, 2013

“Es una cobardía dudar de una restauración sin base científica”

-rest_en_prado010.jpg de Externa ABC

Pilar Sedano responde con contundencia a los técnicos de restauración del Museo del Prado que aseguraron a ABC la pasada semana que la restauración del cuadro «Retrato de mujer», deAndrea del Sarto, no fue la correcta. Les llama «poco profesionales por no dar la cara» -todos ellos pidieron mantenerse en el anonimato- y asegura que ni siquiera han leído la publicación científica en la que ella documentó la intervención. Sedano fue la jefa de Departamento de Restauración del Museo del Prado desde 2003 a 2012 y no comprende a qué vienen estas tristes acusaciones. A estas tensiones entre pinceles se añade que el Prado, por boca del director adjunto, Gabriele Finaldi, respaldó su trabajo al cien por cien. Sí reconoció que descubrieron que la obra estaba mucho más dañada de lo que se pensaba, una vez en el taller, y por tanto estuvo expuesta durante algo más de un año, pero ahora se exhibe en su lugar otro Andrea del Sarto.

Durante su estancia en nuestra primera pinacoteca, Sedano restauró varias obras, entre ellas una tabla flamenca, pero se siente indignada con los comentarios de sus antiguos compañeros.

-¿Cómo documentó su intervención?

-Antes de comenzar el trabajo se reunió toda la documentación y la historia de la obra, sus accidentes, sus anteriores restauraciones -que fueron tres, la más traumática en el siglo XIX- y dos más en el XX. Se realizaron estudios técnicos y analíticos, rayos X, reflectografía, que nos dieron la información del mal estado de la obra debido al incendio del Alcázar y a la restauración antes citada. Se analizaron los pigmentos originales y los repintes, los aglutinantes y barnices. Todo se fue documentando paso a paso. Se puede ver en el meticuloso informe de la intervención y en la publicación realizada con respaldo del museo en la revista internacional del patrimonio histórico «Restauro», (nº 8 del año 2010 pgg. 52 a61)

-El hecho de haberlo publicado, ¿qué significa?

-Que es un trabajo bien documentado que aporta unos criterios de intervención y un trabajo multidisciplinar entre los diferentes técnicos del área y que es digno por tanto de presentarlo internacionalmente.

-ABC se hizo eco de la opinión crítica de algunos excompañeros. ¿Por qué cree que actuaron así?

-Primero, creo que es una cobardía hablar del trabajo de otro compañero en el anonimato, sobre todo haciendo acusaciones tan graves sin tener ninguna base científica sino solo basándose en un criterio personal. ¿Conocen el informe? Hay foros profesionales donde de una forma civilizada y abierta, y sin faltar al respeto, se puede hablar y discutir sobre diferentes criterios.

-¿Qué les diría si dieran la cara?

-Para empezar, su actuación ha sido bastante impresentable y con muy poca profesionalidad. Tengo mis dudas de que den la cara.

-¿Por qué motivo cree que sus excompañeros pueden haber sacado esto ahora?

-Sinceramente, no lo sé con seguridad, pues no comprendo sus motivos ni el interés de hacerme daño. Por mi parte, creo que en el tiempo que hemos trabajado juntos en ningún momento les falté al respeto.

-El Prado avala su labor sin matices. ¿Usted está satisfecha con el trabajo final?

-Por supuesto, el trabajo se realizó siempre avalado por estudios documentales y técnicos dentro de las normas deontológicas que rigen internacionalmente las intervenciones de conservación y que deberían seguir todos los museos y profesionales. Además, mi trabajo está respaldado por 39 años de profesión que la he desarrollado 15 años en el Instituto del Patrimonio Cultural Español, donde trabajé en obras de arte antiguo como Zurbarán, Pedro de Campaña, Morales y Berruguete, entre otros. Fui 13 años jefa del departamento de Conservación-Restauración del Museo Reina Sofía, donde entré por oposición y, aparte de crear el departamento, comencé la nueva línea de conservación de arte contemporáneo. Y casi nueve años en el Museo del Prado, donde accedí por petición expresa del director actual y donde diseñé los nuevos espacios junto con Moneo. Los nuevos equipamientos, laboratorios, criterios actualizados y líneas de investigación en colaboración con museos y organismos internacionales. Creé 15 nuevas plazas para dejar fijos a interinos y completar el organigrama del área.

Por Jesús García Calero en ABC.