7 junio, 2010

Entrevista a Jaime Gómez, Director de Seguridad del Museo de América

Jaime Gómez es, en la actualidad, Director de Seguridad del Museo de América. Antes de hacerse cargo de la protección de esta institución trabajó para otras muchos Museos Estatales desde 1992. Este hecho, le ha convertido en todo un experto en seguridad pública y privada.

noticia_jaime_gomez_01¿Qué le distingue al Museo de América frente a otros espacios culturales de Madrid como puede ser el Museo del Prado, el Reina Sofía o el Museo Arqueológico?
Es un Museo interesante, didáctico y sorprendente, pero, sobre todo, le distingue el carácter de sus colecciones, su objeto. El Museo de América reúne amplias colecciones que proceden de las distintas culturas del continente americano, lo que permite no sólo admirar piezas únicas sino también valorar la capacidad del hombre americano para desarrollar diferentes estrategias vitales que se manifiestan en diversos universos simbólicos, cargados muchas veces de un fuerte mestizaje. Para mí lo más curioso es comprobar el paralelismo de la evolución cultural entre continentes que no tuvieron ningún tipo de contacto hasta el viaje del descubrimiento de Colón.

¿Cuáles son sus principales funciones como Director de Seguridad del Museo de América?
Me encargo, fundamentalmente, de organizar, gestionar, planificar, controlar y dirigir la seguridad del Museo.

¿Cómo se organiza la seguridad de una institución donde precisamente este asunto es una de sus máximas prioridades?
La organizamos lo mejor que sabemos contando con los medios humanos y técnicos que nos ha asignado la Subdirección General de los Museos Estatales. Los Vigilantes de Seguridad Privada cubren las tres misiones que les encomienda la Ley de Seguridad Privada en el caso concreto de los Museos, es decir: la seguridad activa, el control de los sistemas de seguridad y la seguridad a Museo cerrado. De la seguridad pasiva en las salas de exposición se ocupan los Auxiliares de Museos.

¿Cuáles son las principales amenazas a la seguridad de un Museo?
Las que ponen en peligro la vida y la salud de trabajadores y visitantes y las que atentan contra la integridad y desaparición de las colecciones, y también del propio edificio que las alberga, que, en nuestro caso, es Bien de Interés Cultural y Premio Nacional de Arquitectura. Por su rapidez y poder devastador me atrevo a decir que el fuego es la mayor de ellas ya que puede atacar a la vez a todo lo enumerado y destruirlo en muy poco espacio de tiempo.

noticia_jaime_gomez_02¿Cuál es la clave para lograr una correcta y efectiva seguridad en un Museo?
Hay varias, pero la primera es la de disponer en plantilla de un Director de Seguridad debidamente cualificado porque es quien va a definir mejor que ningún otro tipo de trabajador los medios humanos, técnicos y organizativos que el Museo necesita en función del contexto en el que se encuentra. En relación a la seguridad, la diferencia, entre los Museos que cuentan con esta figura y los que no, es abismal.

¿Qué papel adopta la seguridad en la toma de decisiones del Museo?
En materia de seguridad, y debido a que es un Museo dependiente de una Subdirección General, tan sólo la Dirección del Museo o el propio Ministerio de Cultura, podrían oponerse a las decisiones del departamento de Seguridad, asumiendo la responsabilidad correspondiente. Cualquier acto que se realice dentro de las instalaciones del Museo debe pasar por el filtro del departamento de Seguridad y contar con su visto bueno.

¿Qué medidas especiales se necesitan adoptar con motivo de exposiciones temporales como las que podemos ver en el Museo de América, sobre todo en relación a la recepción y mantenimiento de las obras recibidas?
Tanto la recepción como el mantenimiento de las obras recibidas en los Museos Estatales es competencia del Cuerpo de Facultativos de Museos, quien, a su vez puede y debe requerir la ayuda del departamento de Seguridad. Todo lo que entra y sale del Museo ha de pasar por el departamento de Seguridad. El mantenimiento de las obras (temperatura, humedad, luz,..) es competencia del Cuerpo de Facultativos de Museos, la disposición y el mantenimiento de los medios técnicos de seguridad es competencia del departamento de Seguridad. Es un trabajo conjunto.

¿Cómo es la seguridad de un envío a otras instituciones?
Antes de proceder al envío, se hace una investigación de los medios humanos, técnicos y organizativos con los que cuenta la institución solicitante. En función de esa investigación se exigen las condiciones del préstamo. Un facultativo de Museos acompaña a las obras en todo momento y supervisa todos los traslados de las obras, así como la instalación, exposición y desinstalación. En el territorio nacional todos los traslados son protegidos por la seguridad pública. Cuando las obras viajan al extranjero es necesario estudiar el recorrido en función de las legislaciones en la materia de los países de tránsito y tomar las decisiones oportunas.

noticia_jaime_gomez_03¿Cuántas personas velan por la seguridad del Museo de América y qué requisitos tienen que cumplir?
Participan en la seguridad del Museo todos los trabajadores del Museo, como lo demuestra la implantación del Plan de Emergencia. Como trabajadores especializados en seguridad contamos con un Director de Seguridad, Vigilantes de Seguridad Privada y Auxiliares de Sala que se encargan de la seguridad pasiva en las salas de exposición. Las figuras reguladas por la Ley de Seguridad Privada deben cumplir los requisitos que exige la Ley. Los Auxiliares de Sala son contratados laborales del Ministerio de Cultura y pasan una serie de pruebas para ser admitidos como tales.

¿Qué papel adquieren las tecnologías en la seguridad de un Museo?
Los medios técnicos de seguridad, lo más actualizados que sea posible, resultan imprescindibles en la concepción actual de la seguridad de Museos. De hecho, son una de las patas en las que se asienta la seguridad de un Museo: no puede faltar ninguna y deben todas estar equilibradas en función del grado de seguridad deseado.

¿Por qué decidieron apostar por Seguriber para la seguridad del Museo de América?
Al ser un Museo Estatal dependiente de la Subdirección General de los Museos Estatales trabajamos con la empresa que cada año gana el Concurso correspondiente, y la magnífica plantilla de Vigilantes de Seguridad con la que contamos (la cual se ha ido formando a lo largo de muchos años) se subroga automáticamente con cada empresa. Es cierto que cada compañía aporta sus méritos específicos: en el caso de Seguriber ha sido muy destacable el trabajo realizado por Alejandro del Teso en relación con la actualización e implantación del Plan de Emergencias, base de la seguridad de cualquier Museo.

Usted forma parte de Protecturi, la recientemente creada Asociación para la Seguridad del Patrimonio Histórico, ¿qué es exactamente Protecturi?
Es una Asociación para la Seguridad el Patrimonio Histórico de reciente creación, diseñada para promover la cultura de la seguridad efectiva de las obras de arte. Contamos con una página web (http://portal.protecturi.org) muy recomendable para todas las personas e instituciones interesadas en la seguridad de las obras de arte. Sus socios fundadores son los Directores de Seguridad de los Museos más importantes de España, y también cuenta con autoridades en la materia de otros países.

Descargar la entrevista completa (PDF)

noticia_jaime_gomez_fuente