12 septiembre, 2014

Entre el cielo y la tierra. Doce miradas al Greco 400 años después

expo-recomendada-greco

Título: Entre el cielo y la tierra. Doce miradas al Greco cuatrocientos años después
Fechas: 10 de septiembre – 08 de noviembre de 2014
Lugar: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Alcalá 13. Madrid
Organizan: Ministerio de Educación Cultura y Deporte. Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes
Colaboran: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Fundación El Greco 2014
Comisariado: Isabel Durán

Una exposición que explora el lugar en el que se sitúa la influencia del Greco en el arte de hoy, a través del trabajo que desarrollan doce artistas actuales que atestigua su vigencia en la creación contemporánea. Junto a las obras contemporáneas en la exposición está presente San Jerónimo (h. 1600), una importante obra del Greco perteneciente a la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Los artistas presentes en la muestra plantean abiertamente su vínculo con el cretense, un reconocimiento que a veces es explícito en sus trayectorias y otras, aunque menos evidente, igualmente intenso. José Manuel Broto, Jorge Galindo, Pierre Gonnord, Luis Gordillo, Secundino Hernández, Cristina Iglesias, Carlos León, Din Matamoro, Marina Núñez, Pablo Reinoso, Montserrat Soto y Darío Villalba son los creadores que están Entre el cielo y la tierra. Además, se cuenta con la colaboración de Joan Fontcuberta.

El catálogo, contiene intervenciones textuales de doce expertos tanto en el Greco como en el arte contemporáneo. Todos ellos presentan ensayos breves en torno a lo que supone la impronta del Greco en la historia y en el arte desde nuestra mirada contemporánea. El conjunto aporta una interesante, plural y rica perspectiva que contribuye a desvelar la rotunda actualidad del arte del cretense en los complejos tránsitos culturales de nuestros días.

Como señala la comisaria, Isabel Durán, “hay muy pocos artistas clásicos que hayan influido de forma tan intensa en el arte producido en las últimas décadas. La presencia del proyecto artístico del Greco es clara. Probablemente sean él, Diego Velázquez y Francisco de Goya los que permanecen con un aliento más intenso en lo que llamamos arte contemporáneo”.

Se podría afirmar que el Greco mantiene una presencia latente en la creación artística desde que se le redescubrió a finales del siglo XIX hasta hoy. No es difícil encontrar su huella en el arte de mayor relevancia, aunque no siempre sea evidente, ni se conserven a primera vista formas y planteamientos plásticos asimilables a su trabajo, como sí ocurre con los artistas de finales del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX: Picasso, Cézanne y otros, llegando incluso hasta Pollock.

Los artistas presentes en esta muestra plantean abiertamente su vínculo con en el cretense, un reconocimiento que a veces es explícito en su trayectorias y en otras, aunque menos evidente, igualmente intenso.

El Greco era un hombre muy culto, hoy en día se conservan unas dieciocho mil palabras autógrafas en las que plantea el carácter de su proyecto estético. Un pintor-pensador capaz de elaborar su propia teoría estética, perfil que coincide con muchos de los creadores contemporáneos.

Hay muy pocos artistas “clásicos” que hayan influido de forma tan intensa en el arte producido en las últimas décadas. La vigencia del proyecto artístico del Greco es clara. Probablemente sea él, Velázquez y Goya los artistas españoles que permanecen con una presencia y un aliento más plenos en lo que llamamos arte contemporáneo.

Es probable que la fuerte presencia del Greco en el arte de hoy venga de la vía que abre hacia la trascendencia de las cosas, aunque esa trascendencia en nuestro tiempo no sea en su mayor parte de carácter religioso. Su impronta nos lleva en la actualidad hacia un mundo laico, que no renuncia a la trascendencia, rico en valores. Un mundo en el que “por naturaleza, todos los hombres anhelan el saber”. Como dijo el también griego Aristóteles, a quién Theocópuli había estudiado bien dado que su biblioteca contenía varios de sus libros.

El San Jerónimo (h. 1605-1610) del Greco, perteneciente a la Colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, se presenta en las salas junto a las obras contemporáneas.

Por Laura País Belín.