29 abril, 2013

El vendedor del tapiz de Roda de Isábena aún reivindica derechos

El tapiz recuperado

El Ministerio de Cultura reaccionó ayer con asombro y contundencia ante las declaraciones a ABC de De Wit, el anticuario que vendió en 2010 el tapiz a una organización sin ánimo de lucro en EE.UU., Music Doing Good (MDG), con sede en Houston. Los abogados del Estado confirmaron que no entienden que el vendedor se haya reservado ningún derecho puesto que fue el comprador americano quien ha devuelto la pieza voluntariamente, sin intervención de De Wit. Los ministros de Interior y Cultura presentaron ayer el tapiz y destacaron, precisamente, la colaboración de las autoridades norteamericanas que ha hecho posible la devolución.

Conocedores de esta compleja operación que ha tenido un final tan feliz han relatado diversas contradicciones en las que ha caído el prestigioso De Wit, casa fundada en 1889 con sede en Malinas, que restaura tapices para los mejores museos del Mundo (Met, British. Hermitage… Para Patrimonio Nacional restauró en 2000 la serie de «Los honores» de Carlos V). Además, la casa belga posee uno de los mayores archivos fotográficos de tapices del mundo y un equipo de expertos propio.

Cuando se detectó el tapiz, que había salido del comercio ilícito justo al prescribir el robo en 2009, se le envió una carta amistosa a De Wit, según estas fuentes conocedoras del proceso. Lo que relatan es que el anticuario no dio crédito a la denuncia y trató de argumentar que la pieza vendida a la institución MDG no era la que Erik el Belga robó en 1979 sino posiblemente una copia. Pero expertos consultados dudan de esa posibilidad porque una copia no se oferta por 300.000 euros, precio más bien de una pieza única. Eso fue lo que pagó MDG, que afirma en su web haber sido indemnizada por la compra: España no ha pagado y De Wit no quiere hablar de ello, como se lee más abajo.

Varios conocedores piensan que la heráldica del tapiz y la iconografía de los personajes que representa debieron elevar el celo del anticuario. Carmen Berlabé, que fue quien denunció desde Lérida a la Guardia Civil la presencia del tapiz robado en el mercado en 2010, no duda de la buena fe de De Wit, pero cree que se pudo comprobarse mejor la procedencia con sus medios. Expertos como Guy Delmarcel o Nello Forti fueron consultados por De Wit y el vendedor afirma que no vieron nada raro. Al final, todo ha acabado bien, pero además del gran trabajo de la Guardia Civil y las administraciones, los expertos valoran un punto de suerte. Que el comprador valore el daño a su imagen ha debido influir en la rápida decisión de devolverlo. Para el vendedor es más complejo.

Gran satisfacción en Cultura e Interior
Manuel de la Fuente – Madrid

Los ministros del Interior, Jorge Fernández Díaz, y de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, se mostraron ayer muy satisfechos con la recuperación del tapiz robado el 7 de diciembre de 1979 en la antigua Catedral de Roda de Isábena (Huesca), y que fue localizado recientemente en Houston. Ambos ministros agradecieron la actuación de la Guardia Civil, así como la colaboración ciudadana y la de la administración norteamericana para que «esta joya de nuestro patrimonio nacional ya esté en España». La entrega por parte de Interior a Cultura de la obra se desarrolló en la sede del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE). En esta institución, el lienzo será estudiado por los expertos para determinar su estado de conservación. Probablemente, después retornará a la Catedral de Roda de Isábena, donde fue robado.

Por Jesús García Calero en ABC.