3 enero, 2014

El Thyssen pierde un 25% de visitas y el Reina Sofía arrasa

dali-reina-sofia

El número de visitantes del Museo Thyssen-Bornemisza cae en más de 300.000 personas. Del récord alcanzado en 2012, con 1.256.209 de visitantes, pasa a 944.827 en 2013. Un 24,8% menos de una temporada a otra. Es el peor balance registrado en el eje cultural del Paseo del Prado. Mientras el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía se disparó en visitas hasta los 3.184.640, un incremento de cerca del 25%. La cifra también supone el récord de público durante un año a un museo español, que hasta hoy lo tenía el Museo del Prado, con los 2.011.767 (en 2011).

El Thyssen sufre la ausencia de grandes figuras mainstream en 2013. Ni Pissarro (la más visitada con 143.141 visitas), ni la pintura al aire libre, ni el hiperrealismo, ni el surrealismo han funcionado como ocurrió con Antonio López y Edward Hopper, en 2011 y 2012. La popularidad que le ha faltado al programa del Thyssen es la que ha hecho del Reina Sofía el museo de referencia, gracias a la exposición de Dalí (que congregó a más de 700.000 personas).

En el resumen del año ofrecido a los medios de comunicación por Manuel Borja-Villel, director del Museo, aclaró que no es partidario de hacer de Dalí el salvador. Indicó que las dedicadas a Cristina Iglesias y a la Fundación Patricia Phelps de Cisneros ya anunciaban un buen año. Destacó, además, que los recursos económicos propios han crecido de un año para otro, de 4.434.384 euros a 8.376.000 euros.

El Prado marcó una de las peores cifras de los últimos años debido a la caída del 15% -2.306.966 visitantes-, a pesar de que la dirección de la pinacoteca había anunciado a mitad de año que sería del 25%, quizás pensando en el balance negativo. La cuenta de resultado económico patrimonial del museo en 2012 especifica que ha conseguido aumentar sus ingresos propios y llevarlos de 15.082.000 euros en 2011, a 18.604.000 euros. Un crecimiento del 23,3%. Todavía no se ha dado a conocer la cuenta del rendimiento económico del año 2013.

Por Peio H. Riaño en El Confidencial.