7 junio, 2011

El Thyssen ‘cuelga’ a Monet, Matisse y Miró (El Mundo)

Son las piezas “más contemporáneas de la colección Carmen Thyssen”.

thyssen_cuelgaTras las prisas de su puesta de largo, las consiguientes improvisaciones y la crisis interna que congeló parte de su funcionamiento, el Museo Carmen Thyssen de Málaga empieza a despegar hacia la normalidad. Es la primera conclusión a la que se llega una vez que los cuadros de su flamante primera exposición temporal ya están en la capital malagueña.

De hecho, en sus instalaciones del Palacio de Villalón se ultima una exposición que colgará a partir del día 14 de junio en sus paredes obras de Monet, Matisse, Picasso o Miró, entre otros creadores de primer nivel. Sus nombres son las mejores credenciales, aunque no las únicas, en una selección de las 60 obras en las que se presentan algunas de las piezas “más contemporáneas de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza”, según informaron fuentes del nuevo museo malagueño.

Aunque se ha tomado como base el arte español realizado entre 1890 y 1960, hay también algunos ejemplos relevantes del arte internacional de la época, con Georges Bracque, Robert Delaunay o Giorgio Morandi sumándose a esa nómina foránea en la que sobresalen Claude Monet, de quien se muestra La casa entre las rosas (1925), y Henri Matisse, presente con Conversación bajo los olivos (1921).

La exposición ha sido estructurada en torno a seis apartados fundamentales: ‘Fin de siglo’, ‘Retorno al Mediterráneo’, ‘Vanguardias’, ‘Arte nuevo’, ‘Del surrealismo al informalismo’ y ‘Abstracción lírica y arte normativo’. El recorrido alcanzará una de sus cotas más interesantes en la sección ‘Vanguardias’, donde se encuentran óleos como Marina. L’Estaque (1906), de Georges Braque; Los segadores (1907), de Picasso; Portuguesa (La gran Portuguesa) (1916), de Robert Delaunay; Mujer sentada (1917), de Juan Gris, o Pintura (1936), de Miró. Entre las más recientes en su factura, figuran Caña (1956), de Antonio Saura, o Marea baja (1959), de Albert Ràfols-Casamada.

Una vez que abra sus puertas en las próximas fechas, este legado podrá admirarse hasta el 16 de octubre, a lo largo de un intenso recorrido en el que cobra forma esta muestra que ha sido comisariada por el director artístico del Museo Thyssen de Madrid, Guillermo Solana.

Cambios

De este modo, el Museo Carmen Thyssen iniciará un programa de exposiciones temporales que llega con retraso tras haber sufrido algunos cambios en sus planteamientos. De hecho, estaba previsto que la primera muestra de la historia de la pinacoteca se hubiese inaugurado el lunes 11 de abril, que fue justo el día en el que se conoció que la primera directora, María López, y su principal patrono, Tomás Llorens, habían presentado su dimisión.

Eso sí, una jornada antes de que estallara la crisis se había anunciado que la temporal se retrasaba, y poco después la baronesa anunciaba un cambio de planes.

No en vano, aquella exposición que iba a versar sobre el siglo XX no sólo cambió de título, sino que además la propia Tita Thyssen se encargó de bendecir una mejora que ampliaría su abanico desde artistas españoles de la época a otros de relevancia internacional como los que estarán representados en esta primera muestra.

Además, en su puesta de largo habrá otro estreno, pues será la primera inauguración en la que esté presente la nueva directora del espacio expositivo, la malagueña Lourdes Moreno, quien desde hace unos días ejerce en el Thyssen tras haber trabajado durante 22 años en la Casa Natal de Picasso.

logo_el_mundo