9 diciembre, 2014

El presidente del Pompidou presume de su sede de Málaga pero reitera su provisionalidad

pompidou-malaga

Justo un año después de que el anuncio de una sede del Centre Pompidou en Málaga revolucionara el panorama artístico, el presidente de la institución francesa, Alain Seban, ha realizado una primera visita a la ciudad andaluza en la que destacó “las posibilidades que ofrece” este nuevo espacio, cuya apertura está prevista en el Puerto malagueño para los albores de la primavera de 2015. No obstante, Seban dejó claro “el carácter provisional” de este proyecto, que tendrá una duración inicial de cinco años con la posibilidad de renovarlo a otro lustro.

Tras su visita a las obras previstas hasta finales de enero para la adecuación museística del Cubo portuario, el máximo responsable del centro parisino confió en que el proyecto “tenga el máximo éxito”, aunque no ocultó que forma parte “de un experimento con un tiempo limitado, ya que los cinco años iniciales son más de los tres o cuatro años que íbamos a estar en un principio”.

“Es la primera vez que hacemos esto a nivel mundial, y también la primera vez que nos expandimos fuera de Francia, espero que aprendamos mucho con el experimento, esto forma parte de un laboratorio en el que queremos reflexionar sobre nuestro trabajo y mostrarlo a los demás”, apostilló Seban.

Al mismo tiempo, el presidente del Centre Pompidou insistió en que “lo primero es que la apertura en Málaga sea todo un éxito, y luego ya veremos qué haremos después y cómo podremos implicarnos en la dinámica de esta ciudad, que tiene una oferta cultural excelente”. “Esperamos hacerlo tan bien como para que los malagueños crean que debemos quedarnos”, añadió Seban quien, a la vez que recordó que mientras esté abierto el de Málaga no se expandirá a otra ciudad española, admitió la existencia de contactos con otros países para la instalación de otros Pompidou provisionales.

La primera de las tres zonas fundamentales del Cubo del Puerto malagueño albergará los fondos permanentes, que se nutrirá de una colección de 90 piezas, entre las que hay obras de Bacon, Brancusi, Ernst, Chagall, Giacometti, Frida Kahlo, Picasso, Calder, Magritte o Miró.

Eso sí, Alain Seban aseguró que el discurso expositivo “evolucionará” en función de los volúmenes que ofrezca este inmueble de 6.300 metros cuadrados, “en el que se pueden hacer muchísimas cosas y habrá varias sorpresas”.

“Por ejemplo, tiene techos de hasta ocho metros de altura, algo que no tenemos en París, por lo que se podrían colgar sobre ellos obras de gran tamaño”, añadió el responsable del centro parisino.

Precisamente, otro de los espacios principales se dedicará a la celebración de “dos o tres exposiciones temporales al año”. Según explicó Alain Seban, la programación de estas muestra se hará posible “con un intercambio, ya que, por ejemplo, una sobre grandes proyectos arquitectónicos de París podrá estar dentro de dos años aquí, mientras que otra sobre el cine y el dadaísmo que se celebrará en Málaga irá luego a nuestro centro parisino”.

Una tercera zona estará dedicada exclusivamente para niños y jóvenes, para los que se programará actividades concretas enmarcadas en la línea que sigue para estos públicos el Pompidou, que, según recordó Seban, llegó a convertirse en pionero a la hora de celebrar exposiciones sólo para adolescentes.

En el acto celebrado en el Ayuntamiento de Málaga en el que se presentó la imagen corporativa del Pompidou malagueño, que tendrá una tipografía similar a los centros de París y Metz, el alcalde Francisco de la Torre aseguró que la incorporación de patrocinadores privados “va a buen ritmo”. En un principio, se espera que la sede del centro parisino suponga un coste anual de 4,2 millones de euros y se cuenta con una previsión de 250.000 visitantes al año en sus inicios

Por Cristóbal G. Montilla.