20 diciembre, 2013

El precio de los maestros

baile-nupcial

Christie’s ha hablado y las joyas de la corona del Museo de Detroit son Baile nupcial, una de las mejores piezas de Peter Bruegel el Viejo al otro lado del Atlántico, que aportaría a la ciudad entre 100 y 200 millones de dólares (72,6 y 145,3 millones de euros) en caso de venta. Un autorretrato de Van Gogh, con sombrero de paja, supondría un ingreso de 80 a 150 millones de dólares (58,5 y 110 millones de euros). La visitación de Rembrandt, entre 50 y 90 millones de dólares (36,3 y 65,4 millones de euros). La ventana, de Matisse, el primer cuadro del artista en entrar en una colección estadounidense, ha sido valorada entre 40 y 80 millones de dólares (29,2 y 58,5 millones de euros). Un dibujo de Miguel Ángel, realizado como boceto para el techo de la Capilla Sixtina, entre 12 y 20 millones de dólares (8,7 y 14,6 millones de euros). Es decir, no hay sorpresas: la colección del Detroit Institute of Arts (DIA) brilla por los fondos de impresionistas y maestros antiguos.

Son las partidas más valoradas de todas las que han tasado los especialistas de la casa de subasta, por orden del Ayuntamiento. La institución pública cuenta con 25 cuadros impresionistas expuestos, cifrados entre 172.470.000 dólares (126.226.412 euros) y 328.420.000 dólares (240.349.314 euros). Las 36 piezas que cuelgan de las galerías de maestros antiguos tienen una tasación de 219.230.000 dólares (160.436.128 euros) a 412.190.000 dólares (301.649.958 euros). Las 326 obras de arte que han sido tasadas, de todas las que se muestran al público, valen entre 421.572.850 dólares (308.518.040 euros) y 805.167.200 dólares (589.203.086 euros). Las 119 piezas que guardan en sus almacenes suman algo más de 40 millones de euros.

Entre las perlas impresionistas figura Bailarinas en el Foyer (1879), de Edgar Degas, valorado en casi 30 millones de euros; y Gladiolos (1876), de Claude Monet, por algo menos de 15 millones de euros. Otras obras de maestros antiguos que destacan por su precio un retrato de Frans Hals, valorado en cerca de 10 millones de euros.

Se han valorado 1.741 obras de las 66.000 de la colección. Hace unos días, la casa de subastas comunicó la valoración global de sus cuentas en caso de subastarse: poco más de 600 millones de euros. Kevyn Orr, gerente de la bancarrota, anunció hace meses que la ciudad necesitaba conocer todos sus activos y que era un paso que Detroit debía tomar para llegar a cerrar acuerdos con sus acreedores. Sin embargo, la cantidad que señala Christie’s tras su trabajo supondría un 2% de lo que necesita la ciudad para salir de la bancarrota (18.500 millones de dólares).

Algunos de los mayores acreedores de Detroit ya se han adelantado a pedir que la colección del museo no es un activo esencial de la ciudad y debe ser vendido para pagar a los que se les debe dinero. Es la primera vez en la historia de los museos que la pintura pasa a formar parte de los activos de los cuadernos de contabilidad de una pinacoteca pública.

Por Peio H. Riaño en El País.