22 marzo, 2011

El Pantano sufre vandalismo y expolio mientras su restauración sigue sin fecha (Diario Información)

Mosaico denuncia el robo de la maquinaria que abría las compuertas de la presa y alerta sobre el aumento de pintadas y destrozos.

pantano_vandalismoEl Pantano del Elda, una de las obras hidráulicas más antiguas de España construida en 1698 para almacenar las aguas del Vinalopó y garantizar el riego de los campos, sigue sumido en el más absoluto abandono pese a que en los últimos 30 años no ha habido gobierno municipal de Elda que no haya apostado firmemente por su conservación y restauración.

Diferentes representantes municipales han llegado a presentar en público, acompañados por autoridades provinciales y autonómicas del área de Medio Ambiente, todo tipo de proyectos y ambiciosas actuaciones -anunciando incluso inversiones- tendentes a la inmediata recuperación y puesta en valor del embalse y de todo su entorno. Un ecosistema en el que pervive una comunidad de tarayes que, según apuntan los expertos, constituye el objeto principal de su reserva de protección ecológica.

Respecto al Pantano de Elda ha habido promesas de toda condición y signo político pero nada se ha hecho hasta la fecha mientras el emblemático enclave, situado a los pies de La Torreta y justo en la línea divisoria de los términos de Elda y Petrer, es objeto de una creciente oleada de robos y actos vandálicos que están ocasionando daños irreversibles en la presa.

Esta misma semana la Asociación de Amigos del Patrimonio Histórico, Cultural y Medioambiental de Elda (Mosaico) ha interpuesto una denuncia ante el Cuerpo Nacional de Policía tras detectar un nuevo expolio. En esta ocasión los ladrones se han llevado la antigua maquinaria con la que se activaba el mecanismo que permitía abrir las compuertas del embalse. Han desaparecido unos tornillos sin fin y una pesada rueda dentada de hierro forjado que databan de 1842, año en el que finalizó la reconstrucción de la presa, y que los ladrones han serrado y transportado, no sin esfuerzo, para vender presumiblemente como chatarra a menos de tres euros el kilo. De este hecho también ha informado Mosaico a los técnicos del Museo Arqueológico de Elda que, a su vez, han interpuesto una segunda denuncia en Comisaría.

Pero el decadente estado que presenta el Pantano de Elda no guarda relación con la relevancia que se le otorga en los papeles. Prueba de ello es que en 2002 este espacio fue incluido en el catálogo de zonas húmedas valencianas de la Conselleria de Medio Ambiente.

Pero además de estos últimos robos, el dique está plagándose de pintadas y suciedad, y está sufriendo apreciables destrozos. Una de las conducciones que recogía las aguas embalsadas ha sido recientemente reventada a golpes y ha dejado un rastro de peligrosos socavones. “Lo que está pasando es una pena. Este lugar también tiene un gran valor etnológico, social y sentimental porque durante décadas ha sido un lugar de ocio y esparcimiento para los eldenses. Pero carece de la necesaria vigilancia y se halla en la más absoluta dejadez por parte de los Ayuntamientos de Elda y Petrer”, lamenta el nuevo presidente de Mosaico, el historiador eldense Juan Carlos Valero.

UPyD pedirá el BIC
Tras tener conocimiento de la denuncia de Mosaico, el candidato de UPyD a la Alcaldía de Elda, César González, ha anunciado que pedirá a la Generalitat que el pantano sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC) al considerar que se trata de uno de los “elementos patrimoniales, paisajísticos y recreativos más importantes de la ciudad”. Al mismo tiempo ha anunciado su disposición a entablar conversaciones con la Comunidad de Regantes -actual dueña del enclave- para posibilitar un acuerdo entre propietarios y ciudadanos. “Lo que está pasando con el embalse pone de relieve la falta de interés de los partidos tradicionales de Elda por preservar el patrimonio y el medio ambiente”, critica César González.

logo_informacion