27 octubre, 2014

El Museo Sorolla reivindica la faceta de dibujante del artista valenciano

sorolla-2

El Museo Sorolla trata de desvelar, con la exposición «Trazos en la arena», la amplitud de una faceta de la producción del pintor valenciano que resulta todavía bastante desconocida, apenas explorada y casi siempre considerada como mero apoyo para el estudio de obras concretas de su producción pictórica. Se trata de sus dibujos. Estos son un documento esencial para la profundización en el conocimiento de su obra pictórica, como parte del proceso creativo, en muchas ocasiones de carácter previo auxiliar; pero también constituyen una expresión artística con personalidad propia, y la ingente producción gráfica de Sorolla reafirma esta condición del dibujo en su obra.

La selección de dibujos que presenta esta exposición (en su gran mayoría nunca expuestos) parte de la voluminosa colección conservada en el Museo Sorolla (cerca de cinco mil dibujos de los casi nueve mil en los que se estima su catálogo gráfico global). La evolución de sus dibujos es paralela a la que experimenta su pintura. Su dibujo complementa su pintura, del mismo modo que lo hacen las conocidas pequeñas «notas de color» al óleo. Son producciones paralelas.

Alrededor de 90 dibujos, 28 óleos y 33 notas de color se reúnen en esta exposición, concebida como la primera gran muestra centrada en la faceta gráfica de Joaquín Sorolla. Se organiza en cinco ámbitos: «El trabajo en el mar», «Barcas, bueyes y velas», «Mujeres del mar: pescadoras y madres», «La alegría del agua» y «Elegantes en la playa».

El proyecto ha tenido dos puntos de partida: la publicación «El mar de Sorolla» (Planeta), que contenía un estudio pormenorizado, a cargo de David Ruiz López, junto con la reproducción facsímil de la mayor parte de los dibujos que ahora se exponen; y el proyecto de catalogación de la colección completa de la colección de dibujos de Joaquín Sorolla que se conserva en su museo, llevado a cabo por Mónica Rodríguez Subirana e Inés Abril Benavides, gracias a la financiación de la Fundación Mapfre, a través de la Ayuda Bienal Iberoamericana García Viñolas para la catalogación de colecciones de dibujo, y de la Fundación Museo Sorolla.

Por ABC.