9 diciembre, 2010

El Museo Reina Sofía cumple 20 años

Cabecera_museo_Interior

Reina_Sofia1El Museo Reina Sofía cumple 20 años. En 1990 el Centro de Arte Reina Sofía era reinaugurado como Museo Nacional. Esta doble fundación, situada entre la apertura del centro de arte y la memoria del museo, conforman la identidad de la institución.

Veinte años después, el Museo Reina Sofía celebra su aniversario cruzando ambas condiciones, intensificando el programa de mediación y propiciando nuevas lecturas tanto de las exposiciones como de la colección.

El espectador es el referente en este conjunto de actividades, cuyo objetivo principal es transformar la experiencia en el museo, transitar de una recepción visual a otra más conversacional y participativa. Con este fin común, artistas, investigadores e historiadores han sido invitados a reinterpretar junto al público las exposiciones y la colección a través de diferentes formatos, desde visitas y conferencias hasta performance y conciertos.

De esta manera, el 20 aniversario se propone como una conmemoración de la historia reciente pero también como una mirada al futuro cambiante del museo.

Reina_Sofia2El Reina Sofía es el último de una serie de museos sucesivos mediante los cuales, a lo largo del siglo XX, el Estado ha propuesto una lectura de la realidad artística nacional e internacional.

La historia de esos museos –qué bueno el libro de Lola Jiménez-Blanco que la cuenta– es la historia de la dificultad de España para ser moderna. Cuando uno, adolescente sixties, descubrió el de Arte Contemporáneo, entonces en los bajos de la Biblioteca Nacional, ahí había tres picassos, ningún gris, ningún gonzález, ningún miró, un solo dalí, un solo tàpies, un solo saura… Nada de arte internacional, y… muchas ausencias españolas. Las más sangrantes: las de aquellos de nuestros artistas que, en París, habían jugado un papel central en el nacimiento de la modernidad.

De 1977 en adelante la UCD en general y Javier Tusell en particular practicaron, también en arte, la reconciliación nacional. A partir de 1982 el PSOE y Carmen Giménez, una política de importación de lo internacional cuyo gran escaparate sería precisamente el Reina Sofía, cuyo vigésimo aniversario como museo celebramos ahora. En 1996, en contra de lo que predecían los agoreros, la llegada del PP al poder no supuso trauma alguno para una pinacoteca a la cual Aznar y sus sucesivos ministros y secretarios de Estado del ramo apoyaron sin reservas.

Reina_Sofia3Instalado en el antiguo Hospital de San Carlos, de Sabatini, al cual con el tiempo se agregaría la discutida ampliación de Nouvel, el Reina Sofía ha sido el museo de la Transición. En torno a un Guernica felizmente ya sin cristal, en él coexisten Picasso, Solana, Gris, González, Gargallo, Miró, Dalí, los del 27, los de Vallecas, Óscar Domínguez, Luis Fernández, Ferrant, Tàpies, Oteiza, Chillida, Guerrero, los de El Paso, los de Cuenca, los realistas, los ochenta… Una gran colección, en la cual también está presente lo internacional.

Si por lo que respecta a esa colección las propuestas de Borja-Villel pueden ser consideradas, con matices, como solventes, la programación expositiva, falta de grandes nombres de la primera mitad del siglo XX, y en la cual casi todo es post-1960, y casi siempre conceptual, no suscita el mismo grado de consenso. El Reina Sofía, sobre todo, no puede dejar de revisitar, también expositivamente, la memoria de nuestra variopinta modernidad. Un acierto, por ese lado, la actual reivindicación del cineasta Valdelomar.

Reina_Sofia4*Juan Muanuel Bonet es crítico de arte y fue director del IVAM y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

 

 

 

 

 

 

Prosegur_museo