20 septiembre, 2011

El museo no revisará los protocolos (Levante-emv)

El informe del departamento de Restauración del IVAM tras la itinerancia de las obras por China incluye unas conclusiones del correo que viajó con las piezas en las que este recomendaba a los directivos de la institución “sopesar el riesgo que supone trabajar con museos con poca tradición y rigor desde el punto de vista de la manipulación y conservación de las obras de arte ya que muchos de los daños causados son irreversibles”. La directora del museo, Consuelo Ciscar, reiteró ayer en diversas ocasiones que “nada es irreversible” al mostrar los cuadros a la prensa. “Lo pueden ver”, dijo a los periodistas. “Si entran en ese juego -continuó-, desprestigian a la institución”. Así, invitó a “comunicadores y críticos” a, “si aprecian el museo, decir las cosas como son”.

Pese a los consejos antes citados incluidos en el informe, Ciscar rechazó también ayer revisar los protocolos existentes para el préstamo de obra. Argumentó que se trata de criterios internacionales, fijados por el ICOM, y que algunas piezas están ahora en Moscú de acuerdo con las mismas normas.

El documento de la polémica revelaba asimismo la existencia de goteras en alguna sala de los museos chinos por los que pasaron las obras. Maite Martínez alegó ayer que todos los centros a los que se cede material cumplían las condiciones exigidas y que la aparición de incidencias como esta “no se puede predecir”. Lo importante, remarcó, es que “si pasa algo, se soluciona”, al tiempo que hizo hincapié en que el IVAM no ha perdido nunca ninguna obra ni ha sufrido robo alguno, “que es peor”. Ciscar añadió al respecto que también el Centre del Carme tuvo goteras en el pasado.

Martínez defendió el trabajo del técnico que hizo el estudio, que calificó de “privado”, y manifestó no entender “cómo eso sale a la calle”. Ciscar, por su parte, aseguró que en los ámbitos museísticos no hay preocupación por el caso.

logo_levante_emv