3 enero, 2014

El Museo Cosmocaixa de Madrid cierra sus puertas tras trece años de ciencia

cosmocaixa

El museo Cosmocaixa de Madrid de divulgación científica, enmarcado en la obra social de la Fundación “la Caixa” y ubicado en Alcobendas desde el año 2000, cerró el pasado día de Nochevieja sus puertas de manera definitiva ante la “total decepción” de sus trabajadores, que recogieron 300.000 firmas contra su clausura.

El cierre del museo estaba inicialmente programado para el mes de agosto, pero esta fecha se retrasó hasta finales de 2013 gracias a la presión de los trabajadores, que ahora denuncian que la Fundación “deja en la calle” a unas cincuenta personas, y que el Ayuntamiento de Alcobendas “ha dado la espalda” a los empleados.

El museo, que fue inaugurado en 2000 y recibía unos 300.000 visitantes anuales según los trabajadores, es el único de la Comunidad de Madrid que acerca la ciencia de manera lúdica mediante exposiciones temporales y una permanente, un planetario digital y un jardín de rocas con muestras procedentes de la Península Ibérica.

Sin embargo, a finales de febrero, la Fundación “la Caixa” anunciaba la decisión de “reorientar” su programa “Ciencia en Sociedad” en la región con el objetivo de “incrementar su impacto y número de beneficiarios”; fue entonces cuando los trabajadores crearon la plataforma “No al cierre de Cosmocaixa”.

Sus integrantes han organizado numerosas acciones de protesta para frenar la clausura del centro, como manifestaciones, recogidas de firmas y un simbólico “entierro” de la ciencia frente al ayuntamiento el pasado 20 de diciembre.

En todas las reuniones los trabajadores han denunciado la “pasividad” del Gobierno municipal, liderado por el PP, y sus “promesas” sobre la apertura de un nuevo museo en las mismas instalaciones de CosmoCaixa; aunque el consistorio ha afirmado recientemente que continúan en el terreno de estas negociaciones.

Según ha señalado en declaraciones a Efe un portavoz de la plataforma y trabajador del centro, Jorge Arribas, los empleados que pertenecían a la Fundación han tenido la opción de ser reubicados en otros centros localizados en Madrid -aunque esa sala está dedicada al arte-, Barcelona o Zaragoza.

Sin embargo, la veintena de trabajadores que estaban contratados por el ayuntamiento ya han firmado su carta de despedido y, según ha añadido Arribas, temen que el museo vaya a estar cerrado “como mínimo” durante medio año antes de que se utilicen sus instalaciones para otros usos científicos y divulgativos. A este respecto, el Ayuntamiento de Alcobendas se ha puesto en contacto con este diario para asegurar que no tiene contratado ningún funcionario en este museo.

El portavoz ha asegurado que los trabajadores seguirán “organizados y denunciando” las “mentiras” del ayuntamiento, que solamente “va de cara a la galería”, mientras buscan otros empleos.

Por Agencias en El Confidencial.