17 junio, 2015

El monasterio de Santa Cecilia se convertirá en un nuevo espacio artístico

sta-cecilia

La Diputación de Barcelona permitirá empezar el proyecto de recuperación arquitectónica del conjunto y la reordenación de su entorno paisajístico.

El monasterio de Santa Cecilia de Montserrat, y los edificios annexos, serán rehabilitados integralmente gracias al convenio firmado entre la Diputación de Barcelona, que subvencionará las obras, y la Abadía de Montserrat, propietaria del conjunto arquitectónico. El P. Abad Josep M. Soler y el presidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve, han firmado el convenio de colaboración mediante el cual la Diputación aportará los ochocientos mil euros que harán posible la primera fase de las obras.

El proyecto de restauración del conjunto del monasterio -que incluye la iglesia, varios edificios anexos que tendrán usos polivalentes, como oficinas del Parque Natural de la Montaña de Montserrat, la restauración del patio central y la reordenación del entorno paisajístico- lo ha elaborado el arquitecto Xavier Guitart y permitirá la recuperación arquitectónica de las diversas edificaciones para su utilización futura, tanto litúrgica como artística. En este conjunto se creará, precisamente, un nuevo espacio artístico, donde el pinto Sean Scully expondrá los trabajos que realizará expresamente para el lugar, tal como acordó con el P. Josep de C. Laplana, director del Museo de Montserrat, con quien le une una gran amistad.
Sean Scully, que hace unos años visitó el monasterio de Santa Cecilia, y el P. Laplana se plantearon la posibilidad de recuperar el conjunto arquitectónico para crear un nuevo espacio artístico, en el contexto de Montserrat, como foco impulsor de una importante actividad cultural. Así, el artista expondrá su serie Holly y pintará unos murales cilíndricos para los ábsides románicos, con la voluntad que se conviertan en verdaderos retablos del siglo XXI. Cabe recordar que Scully donó a Montserrat en 2010 la obra La montaña de Oisin, que se puede ver actualmente en el Museo de Montserrat.

El origen del monasterio de Santa Cecilia de Montserrat, ubicado en el término municipal de Marganell (Bages), en la vertiente norte del macizo montserratino, se remonta al siglo X, y actualmente está en desuso, ni religioso ni público, después que fuera utilizado hace unos años como albergue juvenil y como casa de colonias.

El convenio entre la Diputación de Barcelona y la Abadía de Montserrat

El convenio firmado entre la Abadía y la Diputación de Barcelona prevé una aportación de por parte de esta institución de ochocientos mil euros en dos años (2013 y 2014). El acuerdo recoje que “la Abadía de Montserrat ha proyectado la recuperación y la puesta en valor del patrimonio arquitectónico del monasterio de Santa Cecilia de Montserrat (declarado bien de interés local), así como adaptar respetuosamente el conjunto de edificaciones históricas del mismo, para conservar la capilla para uso litúrgico y de acojer un espacio de arte contemporáneo, que se convierta en un nuevo punto de irradiación del arte que afiance la tarea que desarrolla Montserrat en su diálogo con el mundo de la cultura.”

Apuntes históricos del monasterio de Santa Cecilia

El origen de monasterio de Santa Cecilia de Montserrat se remonta al siglo X, cuando en el año 942 el Abad Cesari compró la propiedad donde se edificó una iglesia que fue consagrada en el año 959 con la denominación de Santa Cecilia y San Pedro.

En 1450 se hizo una primer restauración, y en 1811 el ejército francés incendió el recinto religioso y el edificio de la rectoría, que fueron restaurados en 1862.

En 1927 se iniciaron excavaciones para recuperar los cimientos primitivos del conjunto. En 1931 se inauguró una última restauración, en un acto en el cual Puig i Cadafalch pronunció una conferencia.