26 agosto, 2013

El mantel de los Barceló

barcelo

En silencio, a la luz de un patio interior colmado de macetas, una mujer mayor teje ensimismada. Lejos de todo y de todos, borda un lienzo tan extenso que prácticamente ocupa toda la estancia y continúa creciendo día a día, semana a semana, mes a mes. La escena, pura cotidianeidad en muchas casas mallorquinas, no llamaría la atención salvo por el detalle de que la bordadora es la madre de Miquel Barceló, y los dibujos que hila sobre el tapiz, obra de su hijo. La dimensión internacional del artista mallorquín (Felanitx, 1957) definitivamente ha convertido en relevantes todos y cada uno de sus pasos. El último lo da en compañía de su familia: Francisca Artigues, su madre, y Joaquim Barceló, su hijo, unidos por el hilo creador del pintor.

Desde finales de 2010, Francisca ha dedicado cientos de horas a confeccionar esta tela que mide 250 por 444 centímetros, una pieza de lino y algodón concebida para uso diario. El mantel de casa de los Barceló. El arte de hilar está inscrito en la propia identidad de la familia: en su pueblo se les conoce como los de can Randa, que es la palabra mallorquina para referirse a ganchillo. Francisca, pintora aficionada en su juventud, conoce los entresijos y dificultades del bordado, conservado en la isla por mujeres de su edad, pero paulatinamente arrinconado en las sucesivas generaciones. En un mundo donde prima la velocidad y escasea la paciencia, esta técnica exige perseverancia y concentración.

Fuente: Manu Menéndez para El País