7 mayo, 2013

El BID transforma su colección de arte en museo virtual

La curandera

En su esfuerzo por compartir su extensa colección de arte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acaba de lanzar una aplicación para iPad -no está disponible para otro tipo de tabletas, de momento- que permitirá a los usuarios acceder a una muestra de 300 obras que ilustra la riqueza de su pinacoteca. Con este primer museo virtual de arte latinoamericano, el BID saca al ciberespacio una obra que, hasta ahora, sólo podían disfrutar quienes trabajaban o visitaban la sede de la institución en Washington.

La interactividad de la aplicación, completamente gratuita, permite a los usuarios no sólo contemplar las piezas de arte, en alta resolución, a golpe de dedo, sino integrar información sobre la biografía de los autores, las obras o las temáticas, así como compartir las imágenes a través de las redes sociales.

Las piezas que se han reunido en la aplicación, incluyen trabajos de Andy Warhol, Roy Lichtenstein, Antonio Gaudí, Diego Rivera, Emilio Pettoruti o Carlos Mérida. Se trata de una selección de 300 de las más de 1.700 obras que conforman la colección del BID y que incluyen a artistas de diferentes épocas de de 37 países diferentes.

“La Colección de Artes del BID fue adquirida a lo largo de cinco décadas”, explica Iván Duque Márquez, jefe de la División de Asuntos Culturales, Solidaridad y Creatividad de la organización internacional. “Representa nuestro compromiso por democratizar el acceso a la cultura e invertir en los artistas de la región y promover la diversidad y la integración cultural entre las naciones”, indica Duque.

El año pasado, coincidiendo con el vigésimo aniversario de su Centro Cultural, el BID decidió hacer accesible al público toda su colección. El 1 de agosto de 2012, el centro inauguró la exposición Arte en la Sociedad, el poder de la cultura, una selección de pinturas y fotografías del BID para mostrar la importancia del arte como vehículo para el desarrollo social y económico de América Latina.

A comienzos de abril, el BID anunció su ingreso en el Google Art Project, con una selección de un centenar de obras de los artistas más representativos de América Latina y el Caribe de su colección, que comenzó a forjarse con la fundación de la entidad, en 1959. Lo que entonces sólo tenía como objetivo adquirir obras para adornar las paredes de su edificio principal en Washington, se ha convertido en una de las compilaciones institucionales de arte latinoamericano más importantes, que ahora se ha transformado en museo virtual.

Por Eva Saiz en El País.