6 octubre, 2011

El artista Mou Huan aborda en el IVAM la dicotomía Oriente y Occidente (Las Provincias)

El pintor chino expone en Valencia lienzos abstractos que reflejan los atentados del 11-S, las catástrofes naturales y la guerra.

Figuras humanas sin rostro que se mueven en una sociedad que presiona al individuo hasta logra borrarle su personalidad. El artista chino Mou Huan refleja en sus lienzos a protagonistas disueltos en la masa, pero también fija su mirada curiosa en los atentados del 11-S, la muerte de Bin Laden, las catástrofes naturales (como los terremotos) y las guerras.

La exposición de Huan simboliza «los nuevos tiempos del arte chino» y refleja la «dicotomía entre Oriente y Occidente que convive con las prácticas artísticas y actuales», señaló ayer Consuelo Císcar, la directora del IVAM, durante la presentación de la muestra, que permanecerá hasta el 4 de diciembre.

Con la obra de este artista se puede «medir el enorme surco internacional que está abriendo el arte contemporáneo que nace en China en las dos últimas décadas», escribe Norberto M. Ibáñez en el catálogo de la muestra.

Además de los lienzos referentes a acontecimientos o desastres, Huan impregna sus obras de elementos tradicionales de su lugar de origen, como el kung fu, el tai chi o la bicicleta, un símbolo de la cultura china a pesar de que cada vez quedan menos, matizó el artista, quien aseguró estar «emocionado» al ver su obra en «el recinto internacional del IVAM».

Una veintena de piezas correspondientes a la producción más reciente del pintor integran esta muestra, que desde ayer se puede visitar en la pinacoteca valenciana.

Los hombres-masa

El eje conductor de la obra de Mou Huan es la dimensión del ser humano y su relación con el espacio y los conflictos que lo rodean. Todo ello planteado desde una perspectiva impersonal y que parecen un guiño a los ‘hombres-masas’ de Ortega y Gasset. Muchos de los personajes de Huan aparecen desnudos, limpios y sin ropa, pero ninguno guarda una actitud seductora; más bien lo contrario.

En muchas de las obras las caras son un mero círculo en el que no se adivinan facciones, y en otras el ser humano impersonal sirve para componer obras como ‘Made in China’, una alusión a las cadenas de producción del país asiático aunque extrapolable a otras naciones.

No es la primera vez que Huan expone en el IVAM, porque ya exhibió su obra en 2007. En esta exposición, el artista chino busca un lenguaje artístico que muestre la austeridad y la sencillez en una línea que siempre mantiene «un cambio contínuo» que le ha conducido a pasar del arte figurativo a la abstracción.

El comisario de la exposición, Yang Jian Zhong, recordó que esta selección forma parte del convenio de colaboración suscrito entre el IVAM y la Shangai International Culture Association y avanzó su intención de traer al museo valenciano la obra de más artistas chinos contemporáneos. A juicio de Zhong, la colaboración entre ambas instituciones constituye «un puente intercultural».

Zhong destacó que España expone a «pocos artistas chinos contemporáneos» pese a que el país asiático acoge con frecuenta obra de creadores españoles.

El comisario defendió, por último, la necesidad de que el IVAM, «un museo de primer nivel en el mundo», sea el escaparate de los creadores asiáticos.

logo_las_provincias