6 marzo, 2014

El arte vivió en 2013 el mejor año de su historia

1394011770_225212_1394015222_noticia_normal
La compra-venta de objetos artísticos alcanzó 8.737 millones de euros, según Artprice

Quedaban pocas dudas de que iba a ser así. El mercado del arte vivió en 2013 el mejor año de su historia. La venta de obra en sala de subastas alcanzó, según la consultora artprice.com, la estratosférica cifra de 12.005 millones de dólares (8.737 millones de euros). A este guarismo habría que sumarle las comisiones que cobran las casas de pujas por las transacciones y los impuestos. Fácilmente podría suponer entre un 15% y un 20% más. Esos más de 12.000 millones representan pulverizar los 10.600 millones de dólares (7.714 millones) registrados en 2012. Un 13% más. La actividad resulta tan intensa que el ejercicio pasado se fijó 15.000 nuevos precios máximos de artistas.

Todo sube y mejora. Todo cada vez es más caro. La pintura, la escultura, la obra gráfica incluso los dibujos, que se habían mantenido bastante al margen de las corrientes especulativas, sucumben. Los detalles así lo cuentan. En un decenio, los precios de la fotografía subieron un 25%. E igual viaje han emprendido la pintura (27%), la escultura (28%), los grabados (38%) y, sorprendentemente, los dibujos (185%). Este boom del papel se justifica por la pujanza del mercado chino, donde este soporte está muy valorado. De la misma forma que sucede en Occidente con el lienzo. En China, artistas del país como Qi Baishi, Huang Zhou, Li Xiongcai, Tang Yin o Zhang Daqian tiran de los precios.

De todas formas la pintura continúa siendo el soporte más codiciado. El martillo golpeó el atril en 878 ocasiones por encima del millón de dólares para obras sobre tela. En 2003, por establecer una comparación, fueron 205 veces. Desde luego, al frente de esta pujanza se encuentran los 142,4 millones de dólares (más de 104 millones de euros) pagados por Elaine Pascal Wynn, la exesposa del magnate de los casinos Steve Wynn, por el tríptico Tres estudios de Lucian Freud firmado por Francis Bacon. El remate más caro de la historia. Pero no está solo. A esta bonanza también se suman los 105 millones de dólares (76,4 millones de euros) logrados por la venta de la tela de Andy Warhol Silver Car crash (Double disaster) y los 58,3 millones (42,4 millones) que consiguió Number 19 (1948) de Jackson Pollock.

Otra lectura interesante que deja el año es que la obra gráfica, que tradicionalmente había tenido unos niveles bajos de revalorización, coge fuerza. El volumen de piezas vendidas es similar al de años anteriores pero sus ingresos anuales son casi cuatro veces superiores. El mercado del grabado, apunta artprice.com, equivale a unos 260 millones de dólares (189,1 millones de euros), la cifra más alta de su historia. En esta categoría mandan los precios de Andy Warhol, Pablo Picasso, Edvard Munch y Odilon Redon, que tienen obra que se remata por encima del millón de dólares.

También las esculturas se apuntan a estos días de vida y rosa. Suman unas ventas de 913 millones de dólares (664,2 millones de euros). En una década esta cifra se ha cuadriplicado. Nunca antes se habían vendido tantas obras en este soporte: 22.500. Un espacio en el que el artista norteamericano Jeff Koons es capaz de rematar en Christie’s su escultura de cromo pulida Balloon dog (Orange) por 58,4 millones (42,5 millones de euros).

¿Y la fotografía? A este soporte le sucede algo curioso. Continúa siendo novedosa para el mercado, pese a su implantación generalizada entre coleccionista y museos. A pesar de todo obtiene 153,3 millones de dólares (111,5 millones de euros), lo que supone multiplicar por tres sus ingresos de 2003. Y artistas que trabajan con la fotografía, como el alemán Andreas Gursky, pueden vender una imagen de gran formato, Chicago board of trade III, por 2,85 millones de dólares (2.073.650 millones de euros). La cuantía más elevada en 2013. Le siguen, en ese ranking de precios, Richard Prince, Cindy Sherman y Man Ray.

En cuanto a los superventas, la clasificación de los diez artistas con mejores resultados en subastas en 2013 viene marcada por la recuperación de las posiciones de los creadores occidentales frente al recalentamiento del mercado chino. De hecho, esos diez grandes nombres han vendido obras por valor de 2.280 millones de dólares (1.659 millones de euros). ¿Los elegidos? Andy Warhol (367 millones de dólares), Pablo Picasso (361), Zhang Daqian (291,6), Jean-Michel Basquiat (250), Qi Baishi (230), Francis Bacon (195,7), Gerhard Richter (165,8), Roy Lichtenstein (140,5), Zao Wou-Ki (139,5) y Claude Monet (137,6).

De todos estos precios se han beneficiado las grandes casas de subasta. En concreto, Christie’s vendía en su sala de Nueva York el 12 de noviembre de 2013 en su puja de arte de postguerra y contemporáneo piezas por valor de 609 millones de dólares (443,1 millones de euros). La recaudación más elevada jamás alcanzada en una subasta de arte, y, por extensión, la mejor marca de la casa en 247 años de historia.

Caza mayor: los 10 multimillonarios del año

1. Francis Bacon: Three Studies of Lucian Freud (1969): 104.052.000 euros. La obra más cara de la Historia.
2. Andy Warhol: Silver Car Crash (Double Disaster) (1963). 77.049.000 euros. No es su única pieza en el ranking.
3. Jeff Koons: Balloon Dog (Orange) (1994-2000). 42.675.000 euros.
4. Jackson Pollock: Number 19 (1948). 42.649.900 euros.
5. Andy Warhol: Coca Cola 3 (1962). Fue vendida por 41.856.600 euros.
6. Roy Lichtenstein: Woman with Flowered Hat (1963). 41.008.100 euros.
7. Jean-Michel Basquiat: Dustheads (1982). 35.668.800 euros.
8. Mark Rothko: Untitled Nº11 (1957) del artista estadounidense se vendió por 33.673.100 euros.
9. Barnett Newman: Onement VI (1953). 32.036.400 euros.
10. Andy Warhol: Four Marilyns (1962). 27.944.600 euros.

por MIGUEL ÁNGEL GARCÍA VEGA, EL PAÍS