10 abril, 2014

El ábside virtual de Sant Climent de Taüll recibe un premio internacional

1397059031_376217_1397059296_noticia_normal

Un ‘mapping’ permite proyectar las pinturas murales arrancadas en 1920 y que se exhiben en el MNAC desde entonces

Desde hacía casi un siglo las paredes de la iglesia de Sant Climent de Taüll (Lleida), uno de los nueve templos románicos del Pirineo protegidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, estaban desnudas. Los frescos habían sido arrancados en 1920 por la Junta de Museos de Cataluña ante el peligro de que fueran expoliadas y vendidas en el extranjero. Pero la tecnología y la aportación económica de 400.000 euros de una entidad bancaria, han permitido que desde noviembre las coloristas pinturas vuelvan a lucir en sus paredes, aunque sea virtualmente.

En apenas 10 minutos un mapping permite, mediante la utilización de seis proyectores de alta definición, ver las pinturas arrancadas y trasladadas a Barcelona (en concreto en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, MNAC, donde forman parte del mayor conjunto de pintura mural románica del mundo), junto con las que se han conservado in situ (como una escena de Caín y Abel) y comprobar el aspecto y color que tuvieron hace 800 años, como lo pudieron hacer los habitantes del municipio de Valle de Bohí (Lleida).

Seis meses después de inaugurarse, el proyecto, una iniciativa del Departamento de Cultura de la Generalitat y la Obra Social de La Caixa que lo incluyó en su programa Romànic Obert, ha recibido un premio internacional: en concreto el de mejor proyecto multimedia en el congreso Museums and de Web celebrado en Baltimore que premia cada año los mejores ejemplos mundiales de proyectos digitales en el sector de museos y patrimonio cultural, natural y científico, y un congreso de referencia en el mundo en su campo.

El proyecto ha coincidido con la restauración integral y la musealización de la iglesia. Durante los trabajos se recuperaron las capas profundas de las pinturas murales del siglo XII, que han permitido fijar con precisión en la pared las nuevas imágenes virtuales proyectadas. Desde noviembre han pasado por el edificio un 40% de visitantes que el año anterior.

Los otros trabajos premiados en otras categorías han sido: el MoMA de Nueva York con el proyecto Catalysts (educación), el Dallas Museum de Arte por DMA Friends (innovación), el Cleveland Museum of Art por Art Lens (móviles) y el Imperial War Museum de Londres por Operation War Diary (investigación).

El mismo premio que ha recibido Taüll este año lo recibió el Macba en 2009 por el proyecto de radio web y el Museo Picasso por su labor en redes sociales.

Por J. A. Montañés para El País