27 marzo, 2014

Discurso de clausura | IV Congreso Protecturi

discurso-apertura

Buenas tardes a todos y a todas.

Sra. Subdelegada del gobierno en Sevilla, autoridades, socios fundadores, socias, socios, colaboradores y personal de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Estamos llegando al tramo final de este IV Congreso de Protecturi. El momento de compartir a bote pronto unas primeras conclusiones.

Atrás quedan los días del diseño de contenidos, del establecimiento de contacto, de las solicitudes de colaboración, de los preparativos logísticos, de muchas etcéteras.

A medida que se acercaba la fecha de inicio más largas se han hecho nuestras jornadas. Jornadas inacabables, y que sin embargo se nos han esfumado entre los dedos. Tiempo de imaginar escenarios formales y de convocar a sus protagonistas.

De invitar a los múltiples profesionales de la protección del Patrimonio Histórico.

De ratificar que a todos nos mueve un único objetivo, ya seamos socios,  socios institucionales, instituciones públicas o privadas, organismos oficiales, empresas, expertos, colaboradores, etc.

De la alegría al comprobar cómo el programa se iba confirmando.

De garantizar la viabilidad del encuentro, con la confirmación de más de 120  participantes.

Todo para hacer desplegar las posibilidades de este encuentro que nos ha convocado aquí, en las magníficas instalaciones del CAAC, bajo el lema “Retos y Horizontes del Patrimonio Histórico.

Durante estos días hemos reconocido algunos de los retos que como asociación tenemos que hacer frente. También hemos  señalado algún horizonte para los próximos tiempos.

Entre los restos destacaría  

– La necesidad de seguir consolidando a Protecturi como un espacio de generación de debate y contenido, una plataforma desde la que lanzar una cultura de la seguridad de la seguridad de la cultura. De lo vital de seguir teniendo especial cuidado de  nuestros socios.

– Conseguir hacer suficientemente atractiva nuestra propuesta para alcanzar un número de socios que nos permita tener una  masa crítica activa. Y lograr ser un prescriptor  indiscutible de los socios instituciones, los actuales y los futuros. Y alcanzar, en la medida de lo posible, la autofinanciación.

– Presentar el Sistema de Gestión de la Protección a los diferentes agentes del patrimonio Histórico.

– Colaborar, con  la Unidad Central de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía, en el desarrollo del borrador del Reglamento de la nueva ley de Seguridad privada en lo concerniente a transporte, depósitos y medidas de seguridad del Patrimonio Histórico.

protecturi03-grupo

Destacaría, entre las diferentes e interesantísimas propuestas que hemos tenido el placer de compartir durante estas dos jornadas, los siguientes:

– La necesidad de inventariar el ingente patrimonio histórico que está ubicado fuera de las instalaciones museísticas. Sólo se puede proteger, o recuperar para restablecer a su lugar de origen, aquello que se conoce.

– Conocer las diferentes buenas prácticas que se dan al respecto en otras realidades territoriales.

– La necesidad de sensibilizar a todos los agentes que participan en la protección del patrimonio histórico, incluidos públicos y ciudadanía en general. Recordar que la protección es tarea de todos. Que la prevención es la clave para minimizar el número de actos ilícitos o vandálicos contra el patrimonio histórico. Llegado el caso, contamos con unas fuerzas y cuerpos de seguridad preparadas y especializadas en la investigación y recuperación de bienes.

– Sólo se ama, y en consecuencia, sólo se puede proteger en condiciones adecuadas, aquello que se conoce. Por tanto, la formación debe ir más allá de los ámbitos técnicos que nos son habituales y alcanzar conocimiento transversal en las diferentes disciplinas y contenidos de un espacio museístico.

– La cultura es un factor incuestionable para la consolidación, la integración y la interrelación social.

– Sensibilizar sobre los efectos del expolio y el fraude en el arte tiene sobre cualquier sociedad.

Entre los horizontes que ahora vislumbramos, destacaría:

– Que Protecturi consolide su estructura de red de redes, esa que tenemos inscrita en nuestra ADN organizativo. Como la hiedra que ahora brota en el jardín de naranjos en flor, a cuya sombra hemos tejido y compartido encuentros, acuerdos, vínculos que desde hoy nos acompañaran como testigo y memoria de nuestro horizonte futuro.  Y que entre otras manifestaciones ha tenido la firma de los convenios de colaboración con AECRA, CASTAÑO y NOGAL, ANPASP FUNDACIÓN BORREDA.

– Que Protecturi sea al tiempo Nodo Think Tank, Laboratorio, Observatorio y de Plataforma proyección de la cultura de la seguridad de la seguridad de la cultura del patrimonio histórico.

– Que el sistema de gestión se convierta en un recurso que facilite la asunción del cambio de paradigma de Protecturi.

– Que diferentes propuestas museísticas como las presentes en la mesa redonda comparten, en gran medida, perspectivas y programas de la protección del patrimonio histórico.

– Porqué La Alhambra es uno de los espacios más emblemáticos de nuestro país.

Especial mención quiero hacer a la magnífica labor los grandes profesionales, y compañeros,  que ayer nos ilustraron en las visitas a 3 de los espacios catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Creo que guardaremos durante toda nuestra vida esta experiencia de arquitecturas, arte, itinerarios, espacios naturales, jardines y zonas de recogimiento de El Real Alcázar, el Archivo de Indias y la Catedral. Gracias amigos Ángel, Andrés y Manuel.

Gracias a los compañeros, y amigos, de los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad –Guardia Civil, CNP, Mossos d’Esquadra, Ertzaintza- que nos habéis acompañado. Vuestra presencia hace que el funcionamiento en red esté garantizado.

Emotivos han sido la entrega del IV Premio Protecturi a Doña Cayetana,  la Duquesa de Alba. Los reconocimientos institucionales a  la  UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil.  Y al CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) que durante estos días ha hecho de este espacio cargado de historia nuestra casa.

Y especialmente el reconocimiento de Protecturi a dos de nuestros socios fundadores. A los amigos y maestros Antonio Álvarez y Fernando Martínez Gos-Cayón.

Agradecer a Joan Lesan un magnifico profesional, que haya viajada hasta Sevilla y nos haya mostrado la versatilidad de los drones en el patrimonio histórico

Gracias a todos vosotros, que sin lugar a dudas, con vuestra presencia y entusiasmo, hacéis de Protecturi un sueño hecho realidad.

Para acabar hago mías  las palabras de Antonio Machado

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

¡Buen camino de vuelta a casa!