9 septiembre, 2013

Desaparece una obra de Miró de su Fundación de Palma de Mallorca

1378483944_183872_1378492855_noticia_normal


-La directora Elvira Cámara dimite al responsabilizarse del incidente con ‘Maqueta para Gaudí XVIII y XIX’

-Ocultó durante meses la desaparición del cuadro, según el PSIB

La directora de la Fundación Pilar i Joan Miró de Mallorca, Elvira Cámara, ha presentado este viernes su dimisión, después que haya desaparecido una maqueta del artista catalán Joan Miró de los fondos del centro, la pintura Maqueta para Gaudí XVIII y XIX, realizada en 1975.

Cámara, que fue nombrada directora de esta Fundación en noviembre de 2011, conocía desde hace meses la desaparición de la obra, que se encontraba en itinerancia, después de que recibiera un mail informándole del suceso en enero de 2012

En rueda de prensa acompañada por el teniente de alcalde de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Palma, Fernando Gilet, la directora ha justificado no haber informado antes de la desaparición porque estaba “plenamente convencida” de que la obra estaba en la Fundación.

Gilet ha explicado que el extravío de la obra, asegurada por 450.000 euros, se detectó durante los preparativos de otra exposición –entre finales de 2011 y principios de 2012–, por lo que “los hechos se suceden antes de la llegada de Cámara a la Fundación”, ha señalado.

La directora, al recibir el correo electrónico informándole de la pérdida de la obra, inició una exhaustiva búsqueda, si bien no comunicó este extravío a Gilet hasta el pasado 27 de agosto, por lo que el teniente de alcalde ha presentado este mismo viernes una denuncia ante la Policía Nacional.

Cámara ha explicado que se sabe que esta obra había viajado a San Sebastián para participar en una exposición y también se tiene el registro de que la maqueta volvió a entrar en la Fundació Pilar i Joan Miró de Mallorca.

“A la vista de los hechos he considerado mi responsabilidad de presentar mi dimisión ante la Comisión de Gobierno. Insisto que mi responsabilidad, sobre todo ha sido por exceso de celo y de buena fe” en los trabajadores de la Fundación, ha manifestado Cámara, quien ha añadido que no comunicó antes el extravío para evitar un perjuicio a la propia Fundación.

Por El País