25 abril, 2017

Declarado inexportable el cuadro de Velázquez que se subastará el martes

Lienzo-atribuido-Velazquez_1129097563_67682417_667x891

El ministerio de Cultura toma la decisión como “medida cautelar” e insta a la Comunidad de Madrid a declarar el lienzo Bien de Interés Cultural.

El Gobierno ha comunicado a la sala que subastará el martes en Madrid un cuadro atribuido a Velázquez que el lienzo es “inexportable” y ha requerido a la Comunidad de Madrid para que instruya expediente que lo declare Bien de Interés Cultural (BIC), han informado fuentes ministeriales.

La sala Abalarte tiene previsto subastar un cuadro -de 57,5×44 centímetros- hasta ahora “inédito”, el retrato a óleo de una niña, que habría pintado Velázquez cuando aún era “muy joven”, en torno a 1617.

El ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a propuesta de la Dirección General de Bellas Martes, ha remitido ya a Abalarte la Orden Ministerial que declara expresamente y “como medida cautelar”, “inexportable” la obra.

El motivo fundamental, explican las mismas fuentes, es que se trata de un bien de “gran interés” para el patrimonio histórico español, “ya que a falta de unos estudios técnicos más completos, todo parece indicar que se trata de una obra atribuible a Velázquez”.

La Orden requiere también a la Comunidad de Madrid para que instruya expediente que la declare BIC o una categoría análoga según la normativa autonómica de protección especial prevista en la legislación vigente para los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español.

Desde Abalarte han indicado que la subasta del Velázquez se celebrará de la forma prevista el próximo martes por la tarde y que, si se vende, será cuando se vea el asunto referido a la inexportabilidad de la obra.

Según Patricia Dueñas, de esta casa de subastas, cuando el Estado pone en marcha este tipo de medidas proteccionistas por lo general suele ejercer el derecho de tanteo sobre la obra de arte en cuestión.

La casa de subastas señalaba en la nota en la que informaba el pasado día 4 de la oferta del cuadro no detallaba el precio de salida, “presumiblemente millonario”, y precisaba que iba a atraer, “presumiblemente”, “a grandes coleccionistas internacionales”.

El cuadro, según ha explicado la casa de subastas madrileña, es “una pieza excepcional” que supone “una valiosísima aportación para el estudio de Velázquez, ya que pertenece a su primera época en Sevilla, la más enigmática y menos conocida del autor”.

La pieza, que llevaba en manos de la misma familia desde hace un siglo, aunque se desconoce su devenir en los trescientos años anteriores, según la sala, no había sido estudiada hasta ahora, por lo que sus propietarios desconocían su gran valor histórico-artístico y económico.

El cuadro, que el experto en pintura antigua Richard de Willermin atribuye a Velázquez, es el retrato de una niña que mira al espectador con las manos en actitud de oración, vestida con una saya marrón, una blusa blanca de la que sobresale el cuello y un mantón enrollado en la cintura de color verde.

Por el Diario de Sevilla