23 abril, 2013

Cultura lamenta que la negociación para abrir las iglesias esté paralizada

Luciano Alonso

El plazo fijado el pasado febrero para que la Iglesia hiciera sus deberes está a punto de expirar y, hasta ahora, “no se ha avanzado nada”, afirmó ayer Luciano Alonso, consejero de Cultura. Los deberes fijados para la Iglesia Católica el pasado 19 de febrero en la comisión mixta, en la que participaron representantes de la Junta, consistían en hacer público un calendario para permitir la visita gratuita a los edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC) y que, además, han sido restaurados con cargo al presupuesto de la Consejería de Cultura. El plazo cumple el próximo viernes día 19 y, de momento, Cultura no ha tenido noticias de la Iglesia.

“Desde la reunión del pasado 19 de febrero se ha avanzado poco para cumplir con las exigencias de la Ley de Patrimonio que dice que todos los propietarios de los BIC tienen que facilitar el acceso a esos bienes al menos cuatro días al mes”, comentó ayer Luciano Alonso tras la reunión del Consejo de Gobierno. El encuentro se produjo tras sucesivas protestas ciudadanas ante el hecho de que la Iglesia está cobrando entradas en templos que han sido rehabilitados con dinero público.

El consejero recordó que la Junta ha ofrecido a la Iglesia “espacios de diálogo que va a mantener” y que la próxima reunión mixta Iglesia-Junta se celebrará el mismo día que expira el plazo ofrecido a las autoridades eclesiásticas.

Fuentes de Cultura aseguraron ayer que si la Iglesia no cumple con lo pactado habrá sanciones en el caso de lo templos rehabilitados que hayan sido declarados BIC y que también están estudiando si pueden aplicar esas sanciones a las iglesias que cobren entrada y cuyas rehabilitaciones hayan sido costeadas por la Junta, aunque se trate de edificios que no cuentan con el grado máximo de protección. En la última década, la Junta ha destinado 16,5 millones de euros a restaurar 39 inmuebles propiedad de la Iglesia que no son BIC.

Según datos de la Consejería de Cultura, entre 1997 y 2012 la Junta ha destinado 105 millones de euros a la restauración del patrimonio de la Iglesia católica. En Andalucía la Iglesia cuenta con 387 inmuebles de gran valor histórico y artístico, de los cuales 162 han sido declarados Bien de Interés Cultural.

El pasado febrero los responsables eclesiásticos se comprometieron no solo a fijar los días de entrada gratuita, sino también a darles publicidad.

“No es razonable, en un contexto de reciprocidad, que si los andaluces han puesto dinero de los presupuestos se les cobre después”, apuntó ayer Alonso

Por El País.