6 marzo, 2014

Condecoración a la labor de Pilar del Campo en los Archivos de la Armada

Pilar-Del-Campo

El territorio de Pilar del Campo Hernán se extiende a lo largo de 15 kilómetros de documentos, mapas, campañas y memoriales navales donde caben innumerables historias de naufragios a disposición de los investigadores. ¿Interesado en saber dónde se hundió un buque? ¿En qué siglo? ¿Quién estaba al mando? ¿Cuál era su misión? Cosa de buscar en el Archivo del Museo Naval de Madrid, del cual Pilar del Campo es responsable. Mujer práctica, no profundiza en las historias de los navíos. Se concentra en los datos: qué tipo de buque era, qué carga llevaba, cuántas personas conformaban la tripulación. Sin rodeos. Al grano. Una parte de esa manera práctica de realizar su labor, se ha traspasado a sus palabras: cortas, tajantes: «Nosotros (los archivistas) no hacemos el estudio del pecio, sino que sacamos la información fundamental. Buscamos los documentos de los naufragios. Los metemos a las bases de datos y rellenamos una serie de campos».

Nada más.

Pero ocurre que, a veces, es necesario involucrarse con otros datos que no se limitan a las cifras. Ocurrió que España se vio involucrada en un litigio contra una empresa de cazatesoros estadounidense que en 2007 se había hecho de 500.000 piezas de oro y plata pertenecientes a un buque español hundido hace más de dos siglos, por la acción certera y fulminante de un cañonazo. Para demostrar que el pecio, de donde se extrajo un botín de 17 toneladas de monedas, pertenecía a la armada española y así recuperar el tesoro, la dirección del Órgano de Historia y Cultura Naval se apoyó en los archiveros navales.

Pilar del Campo Hernán, fue una de ellas.

Una investigación que requería sumergirse en la historia de la fragata bautizada como Nuestra Señora de las Mercedes, que en 1804 fue atacada por un navío de la armada británica.

«El caso de la Mercedes, representó tantas lecturas, tantos informes de los partes de campaña, de los memoriales que elevaron los pocos sobrevivientes, que evidentemente las fibras sentimentales te tocan» se permite decir Pilar, quien ha sido reconocida con la Encomienda de la Orden del Mérito Civil. «Hay un esfuerzo por defender y honrar la memoria de esos marinos, aparte de defender los intereses españoles. Y es apasionante. No te puedes desvincular»

La labor en archivo de Pilar, apoyada con la de su hermano, Vicente del Campo (quien forma parte del equipo del Archivo General de la Marina del Viso del Marqués) y Carmen Terés Navarro, directora técnica de los Archivos de la Armada en la coordinación, fue determinante para que a inicios de 2012 Odyssey Marine Exploration regresara al Gobierno español el tesoro que se habían apropiado.

Lecturas y selección de documentos, traducción de términos castellanos del siglo XVII al cstellano moderno, transcripciones e historias con nombres y apellidos, fueron parte de las cosas que desfilaron ante los ojos de Pilar: «Lees las historias, sabes que ahí hay un cementerio, que hubo pocos sobrevivientes, que hubo gente que perdió a su familia entera. Como las pensiones eran exiguas, los sobrevivientes mueren en la pobreza» dice Del Campo Hernán, quien accedió, junto con el equipo del Archivo General de la Marina, a uno de los documentos clave para ganar el juicio contra Odyssey: La real orden del 6 de noviembre de 1802 que exigía la creación de una escuadra de guerra de cuatro fragatas, entre la que se incluía La Mercedes, que transportaba monedas acuñadas en América.

Un mapa donde caben todos los naufragios

Actualmente, Pilar del Campo labora con un equipo de seis archivistas para rastrear en la documentación los naufragios para proteger los pecios de los cazatesoros. Labor titánica que requiere paciencia: hasta la fecha, solo la investigación basada en documentos del archivo del Museo Naval esta por terminarse. «Pero estamos hablando de un fondo que alcanza los 14 kilómetros lineales. Apenas llevamos un dos por ciento del material estudiado»

Del Campo adelanta que este proceso puede llevar entre cinco y diez años de labor. «Es un proyecto del que no podemos decir que tendrá final o que reunirá cierto número contable de naufragios». Explica también que del archivo de donde se extraerá mayor información de naufragios será el de la Marina, específicamente de la sección dedicada a las Expediciones a Indias. «Son entre 300 y 400 legajos, ahí vienen reflejados todos los naufragios de 1784 a 1930»

Por Tatiana Maillard en ABC.