6 octubre, 2011

‘Comiendo en la barca’, de Sorolla, regresa a Valencia un siglo después de su marcha (Las Provincias)

El Museo del Carmen recibe el lienzo de 1898, que se exhibirá a final de mes, tras el trayecto por carretera desde la Academia de San Fernando.

sorolla--647x320Aún no se ha inventado un AVE específico para las obras de arte. El camino de vuelta fue por la A-3. El transporte de ‘Comiendo en la barca’ se hizo por carretera. A primera hora de la mañana, el lienzo abandonó su casa, la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, para regresar a su ciudad natal. Durante todo el trayecto, el lienzo, embalado en una caja ignífuga, mantuvo intacta sus constantes vitales gracias a una humedad del 50% y 20 grados de temperatura.

La obra de Sorolla no viajó sola. Además de las tres personas de la empresa de transporte, Mercedes González de Amezúa, la conservadora de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, tuteló el trayecto. En Valencia, ella era la responsable de dar fe de que la pieza no ha sufrido ningún daño durante el recorrido y está en perfecto estado. Así fue. Eran las 12.30 horas cuando el lienzo de Sorolla llamaba a las puerta del Museo del Carmen. Los operarios lo introdujeron directamente en la sala Joaquín Sorolla del centro. Sobre una mesa, le retiraron el embalaje y lo midieron. Taladraron la pared y colgaron el lienzo. El proceso tardó una hora. Una vez en el sitio, la conservadora de la Academia y miembros del Consorcio de Museos de la Comunitat escudriñaron la pieza. Salvo la maestría de la pintura, no se resaltó ningún detalle más.

Esta obra de Sorolla, pintada en 1898, nunca se ha expuesto en Valencia, donde fue creada por el pintor. En 1899 se exhibió en la Exposición Nacional de Madrid y lueg fue adquirida por la Academia de San Fernando. En aquel época fue el cuadro español más caro de la época: se pagaron 30.000 pesetas.

Visto en el Prado
Hace dos años, ‘Comiendo en la barca’ se exhibió en el Museo del Prado con motivo de la antológica de Joaquín Sorolla en la que se incluyó las ‘Visiones de España’ de la Hispanic Society de Nueva York. Después el óleo regresó a la institución de Bellas Artes de Madrid y, en 15 días, estará expuesto a los ojos de los visitantes del Museo del Carmen. Es una obra inédita en Valencia. Aunque Sorolla la pintó aquí, nunca llegó a exponerla. Este lienzo junto a ‘Mondando patatas’, en manos de un coleccionista privado de EE. UU. y nunca exhibido en la ciudad del Turia, forman parte de la exposición cuya comisaria es la biznieta del pintor, Blanca Pons Sorolla.

En ‘Comiendo en la barca’, de gran formato (180 x 250 cm), Sorolla describe a varios pescadores sentados comiendo a la sombra de la vela. La pieza es «una inolvidable página de ambiente; está pintada sin un titubeo y sin fatiga, con el goce del que hablaba Rembrandt; cara a todas las dificultades del natural que vive y vibra entre nosotros en la opulencia de la luz soleada», según escribe Pantorba en ‘La vida y la obra de J. Sorolla. Estudio biográfico y crítico’. El pintor exalta la labor de las clases populares valencianas, especialmente el duro trabajo de éstas, aunque en este caso recoge un momento de reposo, el de la comida.
De las 4.000 obras firmadas por Sorolla, la Comunitat ha expuesto más o menos la mitad. Las piezas importantes, en un 90%, han podido ser admiradas por los valencianos.

logo_las_provincias