18 junio, 2010

Cinco jóvenes detenidos por 23 robos en iglesias de 4 provincias

La Guardia Civil pilló ‘in fraganti’ a uno de ellos mientras actuaba en La Ñora, después de desvalijar un centro religioso de Guadalupe.

noticia_robo_iglesiasAnte la justicia divina ya pagarán, pero ante la terrenal se van a presentar antes de lo que esperaban. Y es que gentes la Guardia Civil han detenido a cinco jóvenes de Cieza, de entre 20 y 25 años, como presuntos autores de hasta 23 robos cometidos en iglesias y ermitas de las provincias de Murcia , Alicante, Valencia y Cuenca. Los agentes sorprendieron a uno de ellos ‘in fraganti’ mientras actuaba en la pedanía de La Ñora tras, después de haber hecho antes un ‘trabajo’ en la de Guadalupe.

La operación, denominada acertadamente ‘Cepillo’ por la Benemérita, se inició después de la gran alarma social -hasta el obispo de la diócesis, Lorca Planes, pidió más protección para el patrimonio eclesiástico- que provocó una oleada de robos en iglesias y ermitas, sobre todo de la Comarca Oriental, cuando entre abril y mayo fueron expoliadas hasta tres iglesias y ermitas.

El grupo, que tenía como objetivos iglesias y ermitas poco concurridas, actuaba de noche para evitar ser sorprendidos por párrocos o fieles y para la comisión de los robos empleaba la fuerza, fracturando cualquier tipo de acceso al inmueble, como puertas o ventanas, y una vez en su interior sustraía cualquier objeto de valor, generalmente dinero en efectivo.

Botín de hasta 2.500 euros
Pese al elevado número de robos cometidos por la banda, el botín logrado no parece demasiado importante, toda vez que en los cepillos y los lampadarios no solía haber grandes cantidades. De hecho, en los robos en la zona de Abanilla, el importe de lo saqueado rondaba entre los 300 euros de Mahoya y los 500 de Macisvenda. Eso sí, en el golpe de Espinardo, se hicieron con 2.500 euros. Sin embargo, los cacos respetaron cálices, copones y obras de arte, incluyendo la Vera Cruz de Abanilla, que cuenta con un sistema de seguridad propio.

Los agentes de la Guardia Civil -que imputan a la banda también el intento de robo de un coche- se incautaron en el registro en tres inmuebles relacionados con la banda varios de los efectos sustraídos.

Los detenidos son J.M.L.C., de 25 años; S.M.O., de 22; A.R.L.H., de 20; R.S.I., de 22, y J.F.M.O., de 25, todos ellos con antecedentes pro robo. Los ladrones actuaron en Cobatillas, El Esparragal y La Cueva, Las Torres de Cotillas, Cieza, Ricote, Cehegín, Calasparra, Caravaca de la Cruz, Abanilla, Balsicas, La Hoya y Águilas, y en las localidades alicantinas de Hondón de los Frailes y Hondón de las Nieves, las valencianas de Vallada, Montesa y Rotglà y Corberà, y la conquense de Casas de Guijarro.